Health and Quality of Life Outcomes, 2005; 3: 27-27 (más artículos en esta revista)

La prevalencia y la carga de la percepción subjetiva de la ceguera y la baja visión para las personas que viven en instituciones: un estudio nacional

BioMed Central
Antoine Pierre Brézin (antoine.brezin @ cch.ap-hop-paris.fr) [1], Antoine Lafuma (Antoine.lafuma @ cemka.fr) [2], Francis Fagnani (francis.fagnani @ cemka.fr) [2 ], Mounir Mesbah (mesbah@ccr.jussieu.fr) [3], Gilles Berdeaux (gilles.berdeaux @ alconlabs.com) [4]
[1] Hôpital Cochin - Servicio d'ophtalmologie - Université Paris 5 - 27 rue du Faubourg Saint-Jacques F-75679 Paris Cedex 14, Francia
[2] Cemka, 43, Boulevard du Maréchal Joffre, F-92340 Bourg-la-Reine, Francia
[3] Université Pierre et marie Curie, 175, rue du Chevaleret, F-75013 París, Francia
[4] Gilles Berdeaux, Alcon Francia, 4 rue Henri Sainte Claire Deville, F-92563 Rueil-Malmaison Cedex, Francia

Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons License (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0], que permite el uso irrestricto, la distribución y reproducción en cualquier medio, siempre que la obra original sea debidamente citada.

Resumen
Antecedentes

La prevalencia de la percepción subjetiva de la baja visión (LV) y la ceguera, discapacidad y sus asociados, desventajas y consecuencias socio-económicas para las personas que viven en instituciones son poco documentadas.

Métodos

2075 instituciones fueron seleccionadas al azar y ocho personas fueron elegido al azar de la lista de residentes. Tres grupos de personas se definieron: ciegos, LV, y un grupo control (GC). Estos fueron comparados después del ajuste por edad y co-morbilidad. De las 15403 personas, 14603 entrevistas (94,9%) se terminaron.

Resultados

La prevalencia de ceguera fue del 1,6% y el 13,4% LV. Ciegos personas necesitaban asistencia con mayor frecuencia (OR: 2,65 a 11,35), mientras que los miembros del CG que la asistencia requerida por las personas LV fue similar a la de la CG. Ciegos personas institución necesaria adaptación (cambios de construcción y muebles) más a menudo que la CG. Ciegos (57,9%) y LV personas (35,4%) fueron registrados con mayor frecuencia para las prestaciones sociales. Mensual sociales EUR 86 fueron más altos para los ciegos que LV personas. Mensual de los ingresos familiares se encontraron a ser similares entre los tres grupos (de 782 a 797 euros). Sociales y datos demográficos, descripción de la institución, los ingresos, las discapacidades, la discapacidad, las prestaciones sociales y los detalles de las actividades diarias se recogieron entrevistas

Conclusión

Los resultados demuestran el impacto de la percepción subjetiva de la ceguera y la LV en la vida cotidiana de los pacientes que viven en instituciones.

Antecedentes

Envejecimiento crea retos de la política para la mayoría de los países desarrollados que aumentan la presión sobre los sistemas de atención social y [1, 2]. Una institución es a menudo el último centro de atención cuando las personas de más edad tienen muchas discapacidades. En los países desarrollados, se estima que el 6,5% de las personas mayores de 65 años viven en instituciones en 1994 [3], con una tasa de crecimiento anual del 0,8%. El número de individuos en francés instituciones muestran un aumento del 56,3% en 2020 debido principalmente al envejecimiento de la población. En 2000, representó la institucionalización 0,62% a 2,71% del PIB (Producto Interno Bruto) en los países de la OCDE. Los aumentos de hasta el 69,5% en el número de personas institucionalizadas se espera para el año 2020 [4].

En 2001, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la discapacidad visual es responsable de 2286000 AVAD (años de vida ajustados por discapacidad) en los países de ingresos altos. [5]. La prevalencia de la ceguera y la baja visión (LV) de las personas que viven en instituciones nunca se ha estimado a nivel nacional en la medida de lo que somos conscientes. El uso de los registros para estimar la prevalencia de la ceguera es controvertida ya que una alta proporción de personas ciegas no están registrados [6 - 9]. Los estudios se realizaron en las instituciones [10 - 12], pero nunca de una muestra representativa a nivel nacional. Ninguno de ellos documentado el nivel de la discapacidad vinculada a la discapacidad visual. La deficiencia visual tasas de prevalencia varía de 7,4% a 23,0%, este rango se explica, principalmente, por las diferentes definiciones de la discapacidad visual. Desde la ceguera y / o LV podría ser uno de los principales impedimentos a la institucionalización de las personas de edad avanzada, la comparación de la prevalencia en la comunidad y en las instituciones es una cuestión clave.

Las consecuencias sociales y económicas de la ceguera (discapacidad, la dependencia y la necesidad de asistencia) nunca han sido evaluadas, en Francia, a nivel nacional con una muestra representativa de individuos que viven en instituciones. Esta información es importante por varias razones: (1) las instituciones han de proporcionar el nivel adecuado de la ayuda para cada tipo de deficiencia, la ceguera es uno de ellos, (2) una desventaja debe ser indemnizado (directa o indirectamente) y, por tanto, su Carga económica que se han estimado para determinar el nivel de prestaciones sociales, (3) macro-económicas de la ceguera que se estima necesario para determinar cuánto debe invertirse para el presupuesto y la atención de esta discapacidad a nivel nacional en el largo plazo.

El presente estudio tiene tres objetivos: (1) para estimar la prevalencia de la percepción subjetiva de la ceguera y la LV en francés personas que viven en instituciones, sobre una base nacional, (2) para estudiar las consecuencias de la percepción subjetiva de la ceguera y la LV, se centra específicamente Sobre discapacidad (capacidad limitada, o incapacidad para realizar las actividades de la vida diaria) y desventajas (limitada capacidad, o la incapacidad de cumplir funciones sociales deseado), (3) para recoger información sobre las consecuencias económicas del nivel de ingresos y prestaciones sociales.

Métodos

Esta encuesta fue realizada a petición del Estado francés, que también proporcionó a la financiación. Los datos fueron recogidos por el INSEE (Institut National de la Statistique et des Etudes Economiques), que es el organismo estatal encargado de regular la ejecución de los censos nacionales de las encuestas. Esta encuesta cumplido con todas las reglamentaciones nacionales existentes, incluida la privacidad de los datos personales y el acceso. La base de datos fue posteriormente puesto a disposición de los investigadores para el análisis secundarios.

La metodología de este estudio ya ha sido descrito en otras partes [13]. Se utilizó el muestreo por conglomerados.

2075 instituciones fueron seleccionados al azar de francés del Ministerio de Salud de archivos (hogares de cuidado diario fueron excluidos). Francés instituciones se clasifican en cuatro tipos según la naturaleza de los residentes: los niños con discapacidad, los adultos con discapacidades, ancianos y pacientes psiquiátricos. . La muestra se estratificó por 4 categorías principales de las instituciones (Tabla 1]. La probabilidad de que una institución está seleccionado fue inversamente proporcional al número de instituciones en la categoría, y es proporcional al número de camas. Cincuenta y siete tuvieron que ser sustituidos: 37 no residentes, el 18 ya no existía, y la encuesta no era técnicamente posible en siete centros. Ciento cincuenta y cinco (7,5%), de las instituciones que se negaron a participar. Negativa tasas varían según el tipo de institución: el 6,5% en centros para niños discapacitados, el 4,5% en centros para adultos con discapacidad, el 4,5% el cuidado de los ancianos en los hogares y el 17,0% en centros psiquiátricos. Las razones más frecuentes de que la negativa a participar son la falta de tiempo (22,7%), los no obligatorios (esta encuesta fue desconectado del censo nacional) la naturaleza de esta encuesta INSEE (10,7%), la falta de personal para ayudar al entrevistador (7,3 %), Perturbación de los residentes (5,3%), la institución está reestructurando (3,3%), violación de la vida privada (2,7%), demasiadas encuestas (2,7%), y las creencias que en el cuestionario no se adaptaba a los residentes (2,7% ).

De estas instituciones, 15403 personas fueron tomadas al azar en las interpretaciones de los residentes de las listas (ocho por cada institución) y 14611 entrevistas (94,9%) se realizaron. El análisis se realizó sobre 14603 pacientes con la documentación de minusvalía (ocho entrevistas fueron detenidos antes de la minusvalía se documentó).

El cuestionario está disponible en el INSEE a petición de los investigadores.

No se especificaron los criterios de exclusión (por ejemplo, la edad, el funcionamiento cognitivo, etc ..) y proxy respondió cuando sea requerido por el estado de salud de los entrevistados. La presencia de handicap fue identificado por las siguientes iniciales "sí o no" pregunta: "En la vida diaria, usted se enfrenta a cualquiera de física, sensorial, intelectual o mental, dificultades (como consecuencia de un accidente, una enfermedad crónica, en un problema Nacimiento, discapacidad, envejecimiento ...)? "Independientemente de la respuesta, la siguiente pregunta se formuló a la lista de desventajas:" ¿Qué tipo de dificultades, discapacidad, u otros problemas de salud que sufren de hacer? "Todas las respuestas Fueron escritas en papel sin ningún tipo de alteración. Si durante el resto del cuestionario, los encuestadores llegaron a través de las enfermedades u otros problemas de salud no mencionados anteriormente, también se les informó. La morbilidad fue declarada médicamente codificada por expertos en la materia, utilizando la clasificación CIE. Más detalles sobre la codificación, el control de calidad, la capacitación están disponibles en el INSEE a pedido.

A los efectos de este estudio, la ceguera y la LV se definieron sobre la base de declaración individual, independiente de cualquier información médica. Al comienzo de la entrevista, se preguntó a las personas si física, sensorial, intelectual o mental, dificultades en su vida cotidiana, y la naturaleza de las dificultades. Durante el interrogatorio sobre incapacidad, la incapacidad tiene que estar relacionada con una desventaja, lo que ofrece una segunda oportunidad para obtener datos sobre las desventajas. Tres preguntas cerradas dedicada a la visión se les preguntó durante la entrevista: (1) ¿Tiene problemas para leer los periódicos, libros, etc ... Con tus gafas, si utiliza alguna? (2) ¿Tiene problemas para reconocer las características de una persona de pie de cuatro metros de usted (con anteojos o lentes de contacto, si normalmente cualquier desgaste)? (3) ¿Diría que usted está completamente ciego (en el mejor de percepción de la luz), parcialmente ciego (todavía tienen el formulario de percepción) o deficiencias visuales? Los datos fueron recolectados como texto libre y expertos en la codificación médica realizados post-hoc de clasificación de las enfermedades declaradas. Pregunta 1 (visión de cerca) y la pregunta 2 (visión lejana) se utilizaron para identificar a las personas con problemas de visión. Sólo este último tuvo que responder a la pregunta 3. De acuerdo con las anteriores respuestas, las personas se clasifican en uno de los siguientes grupos: (1) ciego, (2) bajo la agudeza visual, (3) control (es decir, ni ciego ni LV). Personas ciegas declarado sólo percibe luz. Baja agudeza visual personas se declararon en graves dificultades, ya sea larga o corta distancia de visión a la pregunta 1 y 2 y el formulario de la percepción o la deficiencia visual a la pregunta 3. El peor de la gravedad en términos de la discapacidad visual (ciegos> LV> NVP) se ha conservado siempre.

Discapacidad se describieron de acuerdo a una escala ordinal se inició a raíz de una pregunta de "¿Puede usted ...?". Respuestas variaron según el handicap, pero la estructura general es la siguiente: "No importa", "Sí, sin ayuda y sin ningún tipo de problemas", "Sí, sin asistencia, pero con cierta dificultad", "Sí, sin asistencia, Pero con mucha dificultad a causa de trastornos físicos y mi "," No, necesito ayuda parcial "," No, necesita ayuda para todo ", y" ¿no responder o no sabe ". Las cifras presentadas en los cuadros agrupados parcial de la asistencia y la ayuda para todo junto.

Sociales cubiertos los siguientes grupos de temas: el subsidio a los adultos con discapacidades, indemnización compensatoria, garantía de ingresos, el subsidio de educación especial, subsidio de vivienda, subsidio especial de la dependencia, la invalidez pagadas por el Estado, subsidio de invalidez derivada de un accidente de trabajo, la indemnización diaria pagada por El Fondo Francés de enfermedad, el subsidio pagado por una compañía de seguros, subsidio de invalidez militar, y otras. Los detalles fueron recogidos dentro de los grupos. Los resultados se expresan en euros. Los ingresos se define como la suma de los ingresos y las prestaciones sociales.

Los datos fueron recolectados entre octubre y diciembre de 1998 por 413 entrevistadores personales. La media de tiempo de la entrevista fue de 38 minutos. Un entrevistador capacitado rellenado el cuestionario en la institución a distancia mediante la introducción de datos de los programas informáticos. Los datos que se incluyen el tipo de discapacidad y minusvalía (si la hubiere), los índices de actividad diaria (Katz, Colvez y EHPA índices [14, 15]], las razones y la duración de las desventajas, social y profesional entorno familiar, de los individuos sociales demografía, Características institución, la institución adaptaciones necesarias para la discapacidad, dificultades de movilidad, los ingresos de los hogares (incluidos los sociales), las prestaciones sociales y de salud públicos y privados de seguros.

Todos los análisis se realizaron con SAS (SAS Institute, Carolina del Norte), los programas informáticos, liberar 8,2. Desde los tres sub-grupos no eran comparables, los ajustes se realizaron mediante un ponderado de regresión logística para variables cualitativas y un ponderado análisis de la varianza para los parámetros cuantitativos.

Factores de ponderación necesarios para la extrapolación nacional incluido tamaño de la categoría, la institución tasa de ocupación (número de personas en la institución y el número de camas disponibles), y la respuesta negativa de la tasa (mayor en centros psiquiátricos).

Poblaciones se hicieron los ciegos comparables utilizando como población de referencia. Los ajustes se realizaron sobre la edad y el número de co-morbilidad ya que estas variables resultaron ser vinculada a la casi totalidad de los parámetros. Se ajustaron las tasas por uso de los ciegos estimaciones de población como referencia: estimadores de la regresión logística se aplicaron a la co-variables estimadas en la población ciega.

La odds ratio (OR) se calcularon usando el control de la población (es decir, sin problemas visuales) como referencia. Todas las pruebas fueron interpretados de dos caras, alfa fijado en 0,05. No correcciones para tener en cuenta la multiplicidad de pruebas se aplicaron.

Resultados

De las 14603 personas entrevistadas (Cuadro 2], 265 fueron clasificados como ciegos, LV 1622 había 12716 y no reclamar una discapacidad visual. Tras la extrapolación a toda la población (664252 personas), las cifras de prevalencia correspondientes fueron 10394 personas ciegas (1,56%) y 89252 con LV (13,4%).

En promedio, LV personas mayores de ciegos y de control de los individuos (80,0, 71,4 y 67,3 respectivamente). Alrededor de un tercio de las personas son hombres. Las personas ciegas utilizan una institución de servicios médicos con más frecuencia que las LV y control de las personas. El promedio de tiempo empleado por las personas ciegas es en torno a cuatro años más que los de LV y controles.

El número de desventajas con exclusión de la visión fue ligeramente mayor en el grupo de LV y la diferencia persistió después del ajuste. Más de motor, auditivo y visceral desventajas fueron denunciados por personas LV. Según la clasificación de Katz, los ciegos fueron capaces de auto-lavarse, vestirse, ir al baño, así como funciones de control de eliminación, la presentación de la cama, y comer sin ayuda con menos frecuencia que las personas LV y el control (24,4%, 50,6 % Y 47,5%, respectivamente, después del ajuste para la edad y el número de co-morbilidad).

Casi ninguna diferencia en la necesidad de asistencia LV se encontró entre las personas y las personas que declararon no hay problemas con la visión (Tabla 3]. Ciegos personas más a menudo necesitan ayuda para hacer la mayor parte de sus tareas diarias normales (Odds-ratio (OR) entre 2,65 y 11,35). Esto principalmente de las siguientes actividades: compras (OR: 11.35), la obtención de una bebida (10,68), utilizando un ascensor (7,63), la escalada pasos (7.19), la movilidad en un nivel (7,09) y caminar al aire libre (7.02).

Institución adaptaciones (edificio y mobiliario de los cambios) se requiere más a menudo para que las personas ciegas LV y controles (54,5%, 39,4%, 38,0%, respectivamente) (Cuadro 4]. A nivel mundial el nivel de la institución en relación con las necesidades no satisfechas de adaptación es bastante bajo (en torno al 1%), aunque ligeramente más alto para las personas ciegas (5,8%). Cuatro temas se ocupa principalmente de: ropa de cama, baño, baños y rampas.

La necesidad de dispositivos médicos aumentó de las personas que declararon no hay problemas con la visión a las personas que se declararon ciego (38,9% - sin problemas visuales -, el 48,5% - LV - y el 64,8% - ciego -) (Tabla 5]. El nivel de las necesidades insatisfechas es muy baja (menos del 2%). Sillas de ruedas fueron, con mucho, los más frecuentemente requiere dispositivos médicos.

Sólo un tercio de la LV grupo, y menos del 60% de las personas ciegas reciben prestaciones sociales (cuadro 6]. La tasa de seguro privado fue ligeramente mayor en los individuos LV. Aunque estadísticamente significativa, la diferencia de prestaciones entre la media mensual de control de las personas ciegas y fue cuantitativamente pequeño (80 euros). Por último, no se encontraron diferencias en el promedio mensual de ingresos entre los tres grupos.

Discusión

El presente análisis se pretende estimar la prevalencia de la percepción subjetiva de la ceguera y la LV en francés personas que viven en instituciones y el estudio de las discapacidades relacionadas con la discapacidad visual y sus consecuencias económicas. Dado que el cuestionario y las técnicas estadísticas utilizadas en este estudio es idéntico al utilizado en una encuesta realizada sobre las personas que viven en la comunidad [16], la comparación de los resultados entre los dos estudios es bastante sencillo.

Prevalencia de la percepción subjetiva de la ceguera fue 0,10% en la comunidad y un 1,56% en las instituciones. Respectivas cifras fueron de 1,94% y 13,4% para las personas con LV. La probabilidad de estar en una institución es 15,6 veces más alto para las personas ciegas y 6,8 veces para las personas LV. Estos resultados preliminares sugieren que la ceguera y la LV podría estar asociado a la institucionalización. Estos riesgos relativos necesidad que se ha de ajustar por la presencia de otras desventajas, a fin de confirmar si la ceguera y la LV son independientes de los factores de riesgo para la institucionalización.

Los individuos con LV viven en la comunidad eran más jóvenes (61,4 frente a 80,0) que los que viven en instituciones [16] y había menos co-morbilidad (1,47 frente a 1,99). Estas diferencias no se encontraron en la población ciega. La edad media fue de 72,3 personas ciegas en la comunidad y 71,4 en las instituciones. La media de número de desventajas de las personas ciegas era 1,58 en la comunidad y en las instituciones de 1,62. Esto sugiere que el proceso de institucionalización es diferente para las personas ciegas y LV. Personas ciegas entró en la institución cuando eran más jóvenes y tenían, en promedio, un número similar de co-morbilidad en comparación con el grupo control. Sin embargo, la necesidad de asistencia (índice de Katz) es mucho mayor para las personas ciegas que para los controles. Esto sugiere que la ceguera y su dependencia están asociadas a la institucionalización. LV individuos entraron en la institución cuando eran de mayor edad con un mayor número de desventajas (después del ajuste por edad) que en la población sin problemas visuales. Esto sugiere que la asociación de desventajas, la ceguera es uno de ellos, está relacionado con la institucionalización.

Como era de esperar, las personas que viven en instituciones que se necesitan más asistencia que los que viven en la comunidad. Las personas con problemas visuales no declaró que las necesidades de asistencia son muy similares a los individuos LV. Ciegos personas necesitan ayuda con más frecuencia que las personas sin problemas visuales (OR entre 2,65 y 11,35).

En cuanto a la institución de adaptación (cambios de construcción y muebles) para las personas con discapacidad, el nivel de necesidades insatisfechas es bastante bajo, aunque uno de cada 20 individuos ciegos había algunos que eran demandas insatisfechas. LV Las exigencias de las personas son muy similares a los de las personas sin problemas visuales. En cambio, las personas ciegas tiene algunas necesidades específicas que requieren adaptaciones institución particular, con los costos conexos.

57,9% de las personas ciegas que viven en instituciones se registraron para un subsidio social y el 35,4% de las personas LV. Con respecto a la media mensual de las prestaciones, la diferencia entre las personas ciegas y LV fue menor para las personas que viven en instituciones (86 euros) que el calculado en la comunidad (277 euros). Esto se podría explicar por el hecho de que la financiación de la institucionalización incluye algunos transferencia directa de subsidios sociales a la institución.

Este estudio comparte las mismas limitaciones como la que se llevó a cabo en la comunidad:

(1) El diseño de sección transversal de la encuesta no permite un análisis de las posibles relaciones causales entre la ceguera, discapacidad, la dependencia y la incapacidad.

(2) La agudeza visual (AV) de los que respondieron no es ni medido ni controlados por un oftalmólogo y no se pudo aplicar la clasificación de la OMS para la ceguera (AV <3 / 60; CIE 10) [17]. La principal limitación es que el resultado primario, la deficiencia visual y la ceguera, se basó en entrevistas. Hay varios de los principales problemas en este sentido. En primer lugar, la validez de la definición de la discapacidad visual y la ceguera por entrevista fue incierto. Es difícil estar seguro de que las estimaciones de la prevalencia de la deficiencia visual "y" la ceguera "son exactos. ¿Se trata de sobre-estima o subestimado? En segundo lugar, no hay post-hoc médica simple algoritmo que indica la forma bajo la agudeza visual y la ceguera se discrimina por la entrevista preguntas. En tercer lugar, porque tanto los resultados de interés (deficiencia visual y ceguera) y los factores de riesgo (no relacionados con las dificultades de visión, necesidad de asistencia, etc) se determinó a través de las preguntas de la entrevista similar, la asociación entre la deficiencia visual y la incapacidad, la asistencia y las consecuencias económicas Podría ser el resultado de la presentación de informes sesgo. Además, algunos pacientes en las instituciones podría ser severamente deterioro cognitivo y de experiencias importantes problemas para responder a las preguntas de esta encuesta. Estos problemas podrían haber generado los errores de medición tanto en la clasificación de la deficiencia visual y la evaluación de la discapacidad.

La autovaloración del estado de la discapacidad visual que hemos detectado tasas de prevalencia muy cerca [10 - 12] de los de otras occidental de los países desarrollados para los invidentes y las personas LV sobre temas que viven en la institución. Por lo menos a nivel nacional, esto da validez empírica externa a nuestra clasificación de la deficiencia visual. También vale la pena comentar que hemos observado grandes diferencias entre la ceguera y LV, en términos de incapacidad, la dependencia y las consecuencias financieras. Estas diferencias persisten después de los ajustes en la edad, número de otras desventajas y el número de personas en el hogar. Por lo tanto, el post hoc validez discriminante de las personas ciegas y LV parece aceptable. Por lo tanto, ya que existen grandes diferencias entre las personas ciegas y LV en términos de tasas de prevalencia, incapacidad, la dependencia y las consecuencias financieras, que decidió seguir adelante con la distinción entre los dos grupos. Por último, la clasificación errónea podría haber ocurrido es más frecuente en la LV y los controles que entre los ciegos y las personas LV. La existencia de un grupo de control es importante, ya que la comparación entre el control y la LV es una forma de estimar la incapacidad atribuible a la deficiencia visual, en igualdad de condiciones (edad, tamaño y desventajas de los hogares). En virtud de la razonable hipótesis de que no hay solución de continuidad entre la discapacidad visual y la gravedad de la incapacidad (como se muestra en el presente estudio) por errores de clasificación no debe haber sesgado la carga global a cargo de la sociedad. En resumen, el diseño experimental de este estudio ha permitido estimar la auto-declarado tasas de prevalencia de la discapacidad visual, para los invidentes y las personas LV, y su carga para la sociedad, expresado en la incapacidad, la dependencia y la economía. "

Las personas clasificadas como ciegas, en esta encuesta los que se auto-declararon que no perciben las formas. Creemos que el entrevistador administrados cuestionarios fueron de calidad suficiente para diferenciar correctamente entre la LV y la ceguera con una alta probabilidad de exactitud. De hecho, en esta población de edad avanzada, las enfermedades crónicas como el glaucoma y la DMAE se sabe que constituyen la gran mayoría de los trastornos oculares. Por último, el acceso a los oftalmólogos es gratuita en Francia y en el papel de los optometristas es insignificante, en teoría, por lo tanto, las condiciones que conducen a la discapacidad visual que médicamente se han identificado en casi todos los ciudadanos franceses.

Conclusión

La cuantificación de las discapacidades asociadas a la ceguera es muy importante para la salud pública, los encargados de adoptar decisiones y de las personas responsables de las instituciones. La necesidad de conocer más tarde el número de pacientes que potencialmente podrían unirse a las instituciones. Ellos también tienen que hacer frente a cuestiones arancelarias. ¿Cuánto sociales hacen ciegos / LV individuos tienen? Son las necesidades (asistencia, dispositivos médicos, etc ...) de las personas ciegas distintos de los otros? Que las diferencias en las necesidades justificar una dedicada arancelaria? Desde un punto de vista de salud pública punto de vista, el envejecimiento se asocia con desventajas que aumentará la probabilidad de institucionalización [3]. La mayoría de los países pertenecientes a la OCDE han decidido a controlar y limitar el número de personas que podrían ser institucionalizada, principalmente para tratar de controlar los gastos sociales. Para ello, el conocimiento de factores de riesgo (posiblemente incluyendo la ceguera y LV), de institucionalización es fundamental. Este estudio proporciona estimaciones de la nación (y de las tasas de odds-ratio) de las ajustadas por edad de la discapacidad asociada a una percepción de la ceguera (ya que las personas ciegas son mayores) de los ciudadanos que viven en instituciones. Algunas investigaciones futuras deben llevarse a cabo para confirmar estos hallazgos, más específicamente dedicado a la discapacidad visual, incluida la evaluación médico-validado de LV y ceguera.

Contribuciones de los autores

Todos los autores han hecho contribuciones sustanciales a la concepción y el diseño, adquisición de datos, el análisis y la interpretación de los datos, han participado en la redacción del artículo o la revisión de él y han dado la aprobación final de la versión que se publicará.

Agradecimientos

Este trabajo fue apoyado por una subvención sin restricciones de Francia Alcon SA, Rueil-Malmaison, Francia. Se llevó a cabo en colaboración con Cemka SA, Bourg-la-Reine, Francia y de acuerdo con las leyes locales. Agradecemos a Irène Fournier y Benoit Riandey para la base de datos. Alcon SA Francia ocupada Dr Gilles Berdeaux, pero los autores no tiene consecuencias financieras o de otro tipo de conflictos de intereses en relación con Alcon Laboratories o directamente relacionados con el contenido de este estudio. Dr Antoine Brézin ha participado a los ensayos clínicos, que no guardan relación con este estudio, financiado por los laboratorios Alcon.