Journal of Translational Medicine, 2005; 3: 16-16 (más artículos en esta revista)

Un examen equilibrado de la situación de células T basado en la terapia contra el cáncer

BioMed Central
Francesco M Marincola (fmarincola@mail.cc.nih.gov) [1]
[1] Immunogenetics Section, Department of Transfusion Medicine, Clinical Center, National Institutes of Health, Bethesda, Maryland, 20892, USA

Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons License (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0], que permite el uso irrestricto, la distribución y reproducción en cualquier medio, siempre que la obra original sea debidamente citada.

Resumen

Un reciente comentario suscitó una intensa controversia sobre la situación de la inmunoterapia contra el cáncer. El comentario sugiere ir más allá actual de lucha contra el cáncer desde que las vacunas específicas de la inmunización activa no coincide con las expectativas hacia un enfoque más dinámico de la transferencia adoptiva de tumor in vitro ampliado T antígeno-específicos de las células. Aunque los mismos autores aclaró su posición en respuesta a los demás' refutación más debate tiene que ser dedicado a la situación actual de las células T basado en la terapia contra el cáncer. Las publicaciones de revisión de la situación de transferencia adoptiva de vacunas contra el cáncer por un lado y específicos de la inmunización activa, por el otro. Cabe esperar, la lectura de estos artículos se ofrece una visión equilibrada de la situación actual de antígeno-específica del cáncer de hormigas-y sugerir estrategias futuras para fomentar unificado esfuerzos para complementar bien con el otro enfoque de acuerdo a determinados principios biológicos.

Un reciente comentario suscitó una intensa controversia sobre la situación de la inmunoterapia contra el cáncer. El comentario sugiere ir más allá actual de lucha contra el cáncer desde que las vacunas específicas de la inmunización activa no coincide con las expectativas de [1]. Aunque posteriormente atenuada [2 - 4], la declaración exige aclaraciones.

En el comentario la transferencia adoptiva de antígenos tumorales específicos de las células T se promovió en alternativa a los activos específicos de inmunización, como si las dos modalidades son diferentes entidades biológicas en lugar de dos manifestaciones extremas del mismo fenómeno [1]. De hecho, ambas explotar adquirido inmunidad celular autólogo en el reconocimiento de las células cancerosas. Específicos de la inmunización activa constantemente induce incrementos en tumorales circulantes antígeno-específica de células T in vivo, que rara vez son suficientes para cáncer de regresión [5]. Recientemente, hemos sostenido que esta observación no representa un fracaso de la inmunización, sino simplemente de un primer paso con éxito entre las que se requieran para inducir el cáncer de regresión [6]. En particular, que circula de inmunización inducida por las células T fisiológicamente mostrar un fenotipo quiescente cerca de la memoria C8 + T antígeno de las células y requieren además de recordar la co-estimulación en el tejido diana para desarrollar en activar células efectoras [7]. Adoptivos transferencia de tumor antígeno-específica de células T nonmyeloablative combinada con la quimioterapia y la administración sistémica de la interleukina-2 se basa en la administración de la ex vivo de células T activadas y parece estar asociado con una mejora de las tasas de respuesta clínica al menos en el subgrupo de pacientes en los que Éxito de la ampliación es posible [1, 8]. Curiosamente, se informó recientemente de que la persistencia de los linfocitos adoptively transferido clonotypes correlaciona significativamente con el cáncer de regresión [9]. Este hallazgo sugiere que o bien la manipulación ex vivo o in vivo, en diferentes condiciones de los pacientes pueden diferencialmente influencia y persistencia de células T, posiblemente, la función. Curiosamente, sin embargo, la persistencia de células T en sí mismo no explica claramente la eficacia terapéutica ya que otros ex vivo expansión protocolos están asociados con la persistencia a largo plazo de adoptively transferido células T que no está asociado estrechamente con tumor como regresión examinado por el acompañamiento Yee del manuscrito. Entre estos dos extremos modalidades de tratamiento se encuentra la combinación de activos específicos de la inmunización con la administración sistémica de la interleukina-2 que se ha asociado con tasas de respuesta clínica intermedia [10]. Aunque en ausencia de estudios prospectivos randomizados que aún no se ha confirmado si la inmunización activa específica añade a la administración sistémica de la interleukina-2 por sí sola, es razonable concebir la hipótesis de trabajo de que la mera presencia de circulante, el cáncer específicos de las células T es No basta para inducir la regresión del cáncer y otros factores hay que añadir para inducir su activación in vivo como una alternativa a la ex vivo de activación utilizado para la transferencia adoptiva. Es, por lo tanto, nuestra conclusión de que la dicotomía entre las dos estrategias es bastante arbitraria y no es más que un síntoma de nuestra comprensión limitada de la exigencia de efectivo de células T localización y activación en los tejidos blanco [6].

La sorprendente conclusión de que la vacunación contra el cáncer no dar los resultados previstos por el pre-clínicos y comienzos de los estudios clínicos [1, 10 - 12] puede ser demasiado pesimista [3]. Sin embargo, el argumento más fuerte en contra de una prematura eliminación de los activos específicos de la inmunización es el reconocimiento de que nuestro descontento proviene de la precipitación ingenua en la que los protocolos clínicos han sido diseñados en la década anterior buscando principalmente a los puntos finales clínicos y de pasar por la más realista Objetivo de la comprensión de la biología de la respuesta inmune en esas condiciones [6]. En lugar de desechar los impresionantes resultados obtenidos por la inmunización, deberíamos recitar un introspectivo mea culpa de nuestra falta de atención suficiente al proceso de inmunización en la sistémica, así como en el tumor nivel [5]. Para ser justos, esta negligencia se debe a la extrema dificultad de que los científicos clínicos frente al estudiar material humano y, posiblemente, la mayoría de las preguntas relacionadas con la comprensión de la respuesta inmune humana tumor siendo respondido simplemente porque es muy difícil el análisis de tumor o de acogida en las interacciones - Microambiente tumoral [13]. Recientemente hemos novela resume las estrategias que podrían aplicarse a pasar por tantas dificultades [14 - 16].

En el acompañamiento de punto contra el Punto serie publicada en el Diario de Medicina traslacional Craig Slingluff y Casiano Yee entablar un debate equilibrado sobre las ventajas y desventajas de la inmunización activa específica por un lado y la transferencia adoptiva de tumor antígeno-específica de células T en el otro . Oportunidades futuras se presentan con especial énfasis en la complementariedad biológica y la similitud de los dos enfoques. Es de esperar que las lecciones aprendidas de tanto enfoque permitirá mejorar el diseño de futuros estudios clínicos de la combinación de la simplicidad y la seguridad de los activos específicos de la inmunización con el poder de la terapia inmune adoptivos.