Reproductive Health, 2005; 2: 4-4 (más artículos en esta revista)

La mejora de las tasas de supervivencia de los recién nacidos en Sudáfrica

BioMed Central
Robert Pattinson (rcpattin@kalafong.up.ac.za) [1], David Woods (dlwoods@uctgsh1.uct.ac.za) [2], David Greenfield (dgrnfld@uctgsh1.uct.ac.za) [2] , Sithembiso Velaphi (velaphisc@medicine.wits.ac.za) [3]
[1] MRC Salud Materno Infantil de Atención Estrategias de la Unidad de Investigación del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Pretoria, Pretoria, Sudáfrica
[2] Escuela de la Salud del Niño y del Adolescente, Groote Schuur Hospital de la Universidad de Ciudad del Cabo, Ciudad del Cabo, Sudáfrica
[3] Departamento de Pediatría, Hospital Chris Hani Baragwanath, de la Universidad de Witwatersrand, Johannesburgo, Sudáfrica

Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons License (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0], que permite el uso irrestricto, la distribución y reproducción en cualquier medio, siempre que la obra original sea debidamente citada.

Resumen
Antecedentes

El número, tipos y causas de la mortalidad neonatal precoz en Sudáfrica no se conocían. Ni había modificables factores asociados a estas muertes sido previamente documentadas. Una auditoría de los lactantes nacidos vivos que murieron en la primera semana de vida en el servicio público podría ayudar en la planificación de estrategias para reducir la tasa de mortalidad neonatal precoz.

Métodos

El número de bebés nacidos vivos de 1000 g de peso o más, el número de estos niños que mueren en la primera semana de vida, que es el principal y último causas de estas muertes, y los factores modificables asociados con ellos se recogieron más de cuatro años de 102 sitios En Sudáfrica, como parte del Programa de Identificación de problemas perinatales.

Resultados

La tasa de mortalidad en la primera semana de vida de los niños pequeños que pesan 1000 gramos o más fue inaceptablemente alta (8.7/1000), especialmente en las zonas rurales (10.42/1000). Hipoxia intraparto y parto pretérmino son las principales causas de la muerte. Modificables factores comunes incluyen la falta de personal y de instalaciones, la mala atención en el trabajo, la mala reanimación neonatal y la atención básica, y las dificultades para los pacientes en el acceso a la atención de la salud.

Conclusión

Útiles, asequibles y eficaces medidas se pueden tomar para reducir el número de bebés que mueren en la primera semana de vida en Sudáfrica. Estos también pueden ser aplicadas en otros países en virtud de los recursos.

Introducción

De los aproximadamente 130 millones de niños nacidos cada año en todo el mundo, se estima que cuatro millones de recién nacidos mueren durante el primer mes de vida [1]. La gran mayoría de estas muertes neonatales ocurren en los países pobres, donde los niveles de ambas atención materna y neonatal son bajas. Uno de los objetivos de desarrollo del Milenio consiste en reducir el número de defunciones de niños menores de cinco años en dos tercios de 95 por 1000 a 31 por 1000 para el año 2015 [2]. En Sudáfrica, alrededor del 33% de las muertes de menores de cinco años de edad, el 44% de los casos de mortalidad infantil (antes de un año), y el 87% de las muertes neonatales (en el primer mes) se producen durante los primeros siete días después del nacimiento [3 , 4]. Si el objetivo de desarrollo del Milenio de reducir significativamente la mortalidad infantil ha de lograrse, una reducción sustancial de la mortalidad neonatal precoz se requiere, especialmente en los países pobres. Los primeros pasos en la mejora de la supervivencia neonatal temprana son para documentar el número y la tasa de muertes durante la primera semana, descubrir las causas y buscar los factores modificables. Sólo entonces puede ser un enfoque lógico para planificar estrategias de intervención.

La tasa de mortalidad neonatal temprana en el sur de África no es conocida, pero una encuesta realizada en las instalaciones de salud en la provincia del Cabo acerca de lactantes nacidos vivos que pesan 1000 gramos o más mostró una amplia gama de muertes primera semana, entre el 4,4 y 17.0/1000 en diferentes regiones con Tasas más altas en las zonas rurales [5]. La tasa de mortalidad durante los primeros 7 días de vida aumentó en un 62% adicional en caso de niños pequeños que pesan entre 500 y 999 g al nacer se incluyeron [6]. Cualquier intento de récord de mortalidad neonatal precoz en Sudáfrica, por consiguiente, tendrían que tener en cuenta las diferencias regionales y las categorías de peso al nacer. Con el fin de abordar el reto de mejorar los resultados del embarazo, una instalación basada en la auditoría de las muertes perinatales en Sudáfrica se inició.

El Programa de Identificación de problemas perinatales (PPIP) se desarrolló en la década de 1990 por la Unidad de Investigación de Salud Materno Infantil de Estrategias de Atención de la Sudáfrica del Consejo de Investigación Médica (MRC) y ha sido ampliamente probado sobre el terreno desde 1996 [7]. El objetivo del programa es identificar las causas comunes de muerte y los factores asociados que podrían ser dirigidas a reducir la tasa de mortalidad perinatal. Básica nacimiento datos perinatales y las causas de la muerte se registran. Ambos posibles y probables factores modificables son también observó. Probable factores podrían estar directamente vinculadas a la muerte. Los datos de los diferentes sitios se pueden analizar por separado o conjuntamente. Así, los índices de la atención perinatal (tasa de mortalidad perinatal y bajo peso al nacer tasa), los patrones de las enfermedades y los factores modificables pueden combinarse para distintas agrupaciones de sitios, por ejemplo, regional, provincial o nacional, o la educación primaria, secundaria y terciaria de la atención; o metropolitano, Ciudad y ciudad, y las zonas rurales. Aunque no es mucho tiempo o de mano de obra, PPIP depende de la presencia de la mortalidad reuniones periódicas para discutir las muertes perinatales y las posibles deficiencias en la atención. Como esto requiere compromiso personal para manejar el sistema, que lamentablemente todavía no se puede introducido en todos los sitios en los que los nacimientos se producen en Sudáfrica. Por lo tanto, estos datos pueden presentar un mejor escenario como sólo sitios entusiasta con personal disponible para la inclusión.

La clasificación PPIP en el método utilizado para describir las causas de muerte perinatal se utilizó por primera vez en Aberdeen por Sir Dugald Baird y colegas en la década de 1940 [8]. Este sistema claramente a los puntos donde se pueden orientar la prevención. Más tarde fue modificado y modernizado por Whitfield et al en 1986 [9] y adaptada por Pattinson et al en 1989 [10] para su uso en los países en desarrollo, y de nuevo en 1995 para incluir el concepto de factores modificables [11]. La definición de los factores modificables en el PPIP utilizado fue adaptado a partir de la confidencialidad de las investigaciones sobre las muertes maternas en el Reino Unido en 1985 [12]. El objetivo primordial de PPIP es no llevar a cabo una encuesta a nivel nacional, sino proporcionar una herramienta para identificar formas de mejorar la calidad de la atención perinatal. Con un gran número de entregas, las principales causas de muertes perinatales y de su orden de magnitud puede determinarse.

El objetivo de este artículo es presentar el PPIP base de datos con el fin de proponer formas de reducir la tasa de mortalidad durante la primera semana de vida de los bebés nacidos vivos de 1000 g de peso o más en el parto. En los países en desarrollo con recursos limitados, estas son las primeras muertes neonatales más probabilidades de ser evitables.

Métodos

Los datos fueron recopilados de 102 centros de vigilancia en el servicio de salud pública en Sudáfrica. Todas las muertes perinatales (mortinatos y muertes neonatales de 500 gramos o más) en estos centros de salud se registraron más de cuatro años a partir del 1 º de octubre de 1999 y el 30 de septiembre de 2003. En cada sitio todas las muertes perinatales se discutieron en las reuniones periódicas de mortalidad de auditoría. Si bien la mayoría de las muertes en la primera semana recién nacidos que pesan menos de 2000 g al nacer fueron capturados, algunas muertes que se produjeron entre el momento del alta del servicio de salud y los 7 días de edad en los lactantes de peso puede haber sido olvidado. Por lo tanto, puede haber una subestimación de la mortalidad causada por las infecciones en los recién nacidos que pesan 2.000 gramos o más. Tras su examen por el personal médico y de enfermería que participan en la atención materna y neonatal, el probable final de la enseñanza primaria y causas de muerte fueron identificados, así como cualquier factores modificables. La causa principal fue definido como el factor subyacente obstétrica o condición que se inició un tren de los acontecimientos que resultaron en la muerte (por qué la muerte se produjo, por ejemplo, desprendimiento placentario), mientras que la causa final se definió como el proceso patológico en el niño que en realidad causó la Muerte (la forma en que el bebé murió, por ejemplo, la hipoxia). Identificar las causas principales complicaciones en el embarazo que puede ser prevenido a menudo (por ejemplo, eclampsia), mientras que las zonas de relieve final causas de la insuficiencia de la atención neonatal (por ejemplo, las muertes relacionadas con inmadurez). La lista modificables (evitable) factores incluyen las oportunidades perdidas para la buena atención y el cuidado de ejemplos de calidad inferior. Estos llaman la atención a las zonas de atención materna y neonatal en que se necesitan mejoras.

El MRC unidad de contacto con todos los servicios que utilizan PPIP y les pidió que envíen sus datos por vía electrónica para su cotejo, utilizando PPIPWIN v2 (Simplemente Software ®). Este paquete de software utiliza un simple, de fácil uso basado en computadoras programa. Una vez de base de datos perinatales son introducidos, el programa calcula los distintos índices de la atención perinatal, se describen las condiciones médicas que llevó a la muerte perinatal y las listas modificables factores asociados con la muerte. Cada sitio se describe como metropolitanas (la fusión de las grandes ciudades como Ciudad del Cabo), las ciudades y los pueblos, o de las zonas rurales. Esta clasificación fue elegido ya que agrupan los hospitales y clínicas de forma natural en unidades comparables, que abarca la mayoría de los partos institucionales se producen en esas zonas y se cree que sea más representativo de la población basada en los datos que cualquier otra combinación. La mayoría de las áreas metropolitanas son atendidos por los hospitales de enseñanza y representan un pleno funcionamiento, en niveles sistema de atención de salud, con todos los pacientes de la zona tengan un acceso relativamente fácil a la atención terciaria si es necesario. La ciudad y la ciudad agrupación representa áreas en las que los pacientes suelen tener un fácil acceso a la enseñanza primaria y secundaria, instituciones, pero cuando hay alguna dificultad en el acceso a hospitales de tercer nivel. Finalmente, la agrupación rural representa centros de atención primaria, con la de aquellos pacientes que se refiere, ya sea para la atención secundaria o terciaria. Con frecuencia, los centros de salud en ciudades y pueblos y en las zonas rurales han de proporcionar los niveles de atención más allá de sus posibilidades debido a la imposibilidad de remitir estos pacientes. Se decidió no combinar los datos por niveles de atención en todo el país debido a los muy diferentes patrones de referencia. Todos los datos se clasifican, por tanto, por el sitio de la entrega y no de la zona de residencia. El número de muertes no registradas después de partos en el hogar se desconoce, pero se estima que no sean de gran tamaño. Sólo probables factores modificables relacionados con las muertes están incluidos en este análisis. Los datos sobre los lactantes nacidos vivos que pesan entre 500 y 999 g fueron excluidos por la fiabilidad de estos datos son cuestionables. Algunos bebés muy pequeños se codificaron como muertos en el error, o sus datos no fueron registrados, ya que son considerados como no viables. Finales de las muertes neonatales no son considerados como también el número de niños que no son seguidos de cerca por los servicios de atención de salud después de la primera semana de vida. No había datos disponibles en el sector privado donde la mayoría de la comunidad con un seguro de salud a recibir atención médica.

Los bebés con bajo peso no relacionadas con la hipertensión materna o cualquier otra causa obstétrica identificados fueron codificados como "idiopática SGA". La infección como causa final de muerte son las dos infecciones prenatales (por ejemplo, sífilis) y las infecciones después de la entrega (por ejemplo, la enterocolitis necrotizante).

Paciente, la administración y los trabajadores de la salud relacionados con factores modificables, lo que probablemente conducirá directamente a la muerte, se consideraron. A veces más de un factor modificable puede ser identificado por una sola muerte.

Ética para la aprobación inicial de los estudios que utilizan PPIP se obtuvo de la Universidad de Pretoria, la Facultad de Ciencias de la Salud. El programa ya ha sido tomada por los nacionales y provinciales de los Departamentos de Salud y es aprobado por la salud institucional de todos los directores generales donde se utiliza. Anonimato del paciente está garantizada en todo momento.

Como este trabajo se refiere concretamente a los casos de mortalidad infantil en la primera semana de vida, los datos sobre muertos han sido excluidos, pero están disponibles en el sitio web PPIP [7].

Resultados

Durante el período de cuatro años, los datos sobre nacidos vivos 452927 niños pequeños que pesan 1000 gramos o más se registraron de los 102 sitios de estudio (Tabla 1]. Estos sitios se agruparon en metropolitanas (200738 infantes), las ciudades y los pueblos (146999 infantes) y rurales (105190 infantes). Las tasas de bajo peso al nacer (porcentaje) en estos sitios fueron 15,1%, 15,5% y 11,4%, respectivamente. Si bien el número anual de nacidos vivos en el sector público en el sur de África no se conoce, se estima en 800000. Por lo tanto, el estudio muestra estuvo constituida por aproximadamente 20% de todos los nacidos vivos en el servicio de salud pública. Los hospitales y clínicas donde tuvieron lugar estos nacimientos pueden presentar la mejor de las hipótesis, ya que fueron los centros de salud y entusiastas dispuestos a unirse al proyecto. No había datos disponibles para el aproximadamente 20% de los nacimientos que se produjeron en el sector privado.

Durante el período de estudio, 3916 infantes nacidos vivos, que pesaron 1000 gramos o más y murió en los primeros siete días, se identificaron. Otros 17 fueron excluidos, ya que fueron muertos incorrectamente categorizados como de mortalidad neonatal precoz. Las principales causas más comunes de muerte fueron "el parto prematuro espontáneo" (35,1%) y "la asfixia intraparto y el trauma del nacimiento" (33,4%), mientras que la final de las causas más comunes de muerte fueron "hipoxia" (35,3%) y " ; Inmadurez conexas "(35,1%). La mayoría de las muertes por "hipoxia" (1187) fueron los lactantes en 2000 g o más. Trauma mecánico fue codificada como una forma poco frecuente causa de la muerte definitiva, lo que sugiere que la primera causa de "asfixia intraparto y el trauma" refleja principalmente la hipoxia fetal en el trabajo de parto. Hubo más muertes sin causas identificadas en las zonas rurales que otras zonas.

El número, porcentaje y tasas de la enseñanza primaria y final de las causas de mortalidad neonatal precoz en las tres regiones se dan en los cuadros 2 y 3 respectivamente. Las tasas (por 1000 nacidos vivos) por "asfixia intraparto y el trauma del nacimiento" como una de las principales causas de muerte fueron las más altas de la ciudad y la ciudad (2,99) y rural (3,75) áreas en las que las tasas de mortalidad asociadas con "el parto prematuro espontáneo" 4,33 y 4,0, respectivamente.

"La inmadurez relacionados con" tasas de final como causa de muerte fueron los más bajos en las zonas metropolitanas (1,61) y el mayor en la ciudad y la ciudad (4,37) y rural (3,88). "Hipoxia" tasas también fueron más elevados en la ciudad y la ciudad (3,5) y rural (3,85) zonas que las áreas metropolitanas (2.3). Las tasas de mortalidad debida a la infección probablemente habría sido mayor si las muertes neonatales tardías también se consideraron.

Los diez principales factores modificables asociados a la muerte en la primera semana se indican en los cuadros 4, 5 y 6 para metropolitana, la ciudad y el municipio, y en las zonas rurales, respectivamente. El más comúnmente identificado factores modificables podrían agruparse en mala atención en el trabajo, falta de personal y de instalaciones, la mala atención neonatal, y los pacientes con dificultades para acceder a la atención. En las áreas metropolitanas, los problemas más frecuentes fueron la insuficiencia de la vigilancia fetal en el trabajo, la insuficiencia de personal, un retraso en las mujeres que buscan ayuda médica en el trabajo seguido por la mala gestión de la segunda fase del trabajo, la insuficiencia de la atención neonatal y la insuficiencia de instalaciones de transporte para trasladar los pacientes para el terciario Atención. En las ciudades y los pueblos son los principales problemas que un retraso en las mujeres que buscan atención médica en el trabajo, la insuficiencia de la atención prenatal, la deficiente vigilancia fetal intraparto seguida de la insuficiencia de instalaciones para la atención neonatal, un retraso en el personal médico se pedía asistencia para cuando sea necesario, y un retraso en la remisión de Para pacientes secundario o terciario de atención de las clínicas de atención primaria. En las zonas rurales los problemas más comunes son la insuficiencia de instalaciones para la atención neonatal, la falta de atención prenatal, y los pobres de vigilancia fetal intraparto seguida de un retraso en las mujeres que buscan atención en el trabajo, y mala gestión en la segunda etapa del trabajo de parto.

Discusión

Este es el primer intento de documentar de forma sistemática e identificar los factores asociados a la mortalidad neonatal precoz en Sudáfrica. No se trata de un estudio epidemiológico que representa a todo el país, sino más bien un intento de mejorar la atención de los lactantes en los hospitales y clínicas mediante la identificación de las principales causas de muerte y los factores modificables común. También incluye sólo los nacimientos en hospitales públicos y clínicas dispuestos a participar en el proyecto. Sin embargo, el número de nacimientos y muertes son sustanciales y los datos se recogieron de forma prospectiva, tanto urbanas como rurales sitios después de cada muerte se debatió en una reunión de auditoría perinatal. Los resultados no son sorprendentes y, probablemente, se aplican a muchos otros países en virtud de los recursos, especialmente en el África meridional. El mayor porcentaje de no identificados de la muerte causada en las zonas rurales, probablemente, refleja una falta de habilidades y conocimientos clínicos.

Las dos causas más importantes de muerte fueron "asfixia intraparto y el trauma del nacimiento" (hipoxia intraparto) que se han traducido en neonatal "hipoxia", y "trabajo de parto prematuro espontáneo" que conduzca a "relacionados con la inmadurez" nacimientos. El número de muertes codificadas como debido a que este último habría sido todavía mayor si los recién nacidos que pesan de 500 a 999 g al nacer fueron incluidos. Las tasas de mortalidad en los recién nacidos prematuros son especialmente altos en las ciudades y los pueblos y las zonas rurales, donde los servicios de atención neonatal de alta son muy limitadas. El gran número de muertes asociadas a hipoxia perinatal en los tres grupos de problemas y sugiere deficiencias en la atención de la mujer en el trabajo y la reanimación de los recién nacidos. Muchas de estas deficiencias fueron identificadas como factores modificables en todas las regiones.

Casi la mitad de las muertes neonatales, debido a "asfixia intraparto y el trauma" se piensa que probablemente evitables. Entre los ámbitos de la atención subóptima se fetal en la vigilancia, la supervisión de los progresos de la mano de obra y en la gestión de la segunda fase del trabajo. Protocolos para la gestión de todos los aspectos del trabajo son ampliamente disponibles y el uso adecuado de partograms encarecidamente que se. La alta tasa de grabación óptimos de atención en el trabajo es probablemente una indicación de que el conocimiento sobre la forma de gestionar correctamente el trabajo está disponible, pero no se aplica adecuadamente. Es preocupante que la tasa de mortalidad de los recién nacidos a término, debido a la hipoxia intraparto es tan alto. Estas muertes deben evitarse y los esfuerzos por mejorar la gestión del trabajo debe intensificarse.

Relativamente pocos factores modificables se registraron, cuando se refieren a la gestión clínica del recién nacido. Esto es sorprendente como las grandes diferencias en las tasas de mortalidad neonatal entre las zonas metropolitanas y otros indican que la evaluación y gestión de los recién nacidos no se realiza adecuadamente.

En concreto, sólo unos pocos recién nacidos se registraron como haber muerto como consecuencia de la mala atención y la reanimación neonatal. Dado el gran número de muertes neonatales debido a la "hipoxia", es inconcebible que esto es un verdadero reflejo de las circunstancias reales. Hay probablemente pobres idea de las deficiencias en la gestión básica de los recién nacidos, así como la falta de conocimientos sobre reanimación neonatal y la atención en comparación con la atención intraparto. El tiempo asignado a la atención neonatal durante la formación de los estudiantes médicos y de enfermería es muy limitado en el Sur de África. Si la atención neonatal se quiere mejorar, más tiempo y atención a su enseñanza se requiere con urgencia. Una cultura de cuestionar la gestión de los bebés recién nacidos que mueren en la primera semana de vida debe ser incluida en la mortalidad perinatal reuniones. Esto traerá aspectos de la reanimación neonatal pobres en el primer plano y también actúan como un vehículo para la formación de todos los trabajadores de salud involucrados en la atención perinatal. Actualmente un proyecto para ofrecer capacitación en reanimación neonatal a todos los trabajadores de la salud está siendo puesto en marcha por la Asociación de Pediatría de Sudáfrica. Básica reanimación neonatal es una simple habilidad que se puede enseñar y aplicar. Debe ser una exigencia con la autoridad de registro de que todos los trabajadores de la salud que realizan los partos son capaces de proporcionar servicios básicos de la reanimación neonatal y la atención inmediata del recién nacido para evitar la hipoxia, la hipotermia e hipoglucemia.

La mejora de la supervivencia de bebés de bajo peso al nacer es un reto particular en los países pobres. Incluso en los países desarrollados, los esfuerzos para reducir el índice de trabajo de parto prematuro no han tenido éxito. Por lo tanto, como cada sitio de la realización de las entregas se enfrentan en algún momento con una mujer en avanzado trabajo de parto prematuro, se debe hacer hincapié en excelente atención básica de estos pequeños lactantes, a menudo en un clima de la insuficiencia de instalaciones, equipo y bien entrenados trabajadores de la salud. Método madre canguro proporciona un método económico y eficaz respuesta a muchos de los problemas que plantea el bajo peso al nacer. Los últimos proyectos en Sudáfrica KMC han demostrado que se pueden aplicar en todos los niveles de atención [13]. Sin embargo, KMC deben integrarse en un conjunto de la buena atención neonatal y no ser vistos como una sola intervención. La lactancia materna exclusiva, claro manejo y de los criterios de referencia, y asistencia respiratoria nasal con presión positiva continua en las vías aéreas puede ser introducido de manera eficaz. Estas medidas pueden contribuir a salvar bebés que pesen 1500 2500 g.

El sorprendente hallazgo de una menor tasa de bajo peso al nacer en las zonas rurales es sin explicación, pero pueden reflejar patrones de referencia de las madres de alto riesgo para su entrega en las ciudades o de una mayor seguridad del suministro de alimentos en las zonas rurales que los tugurios periurbanos.

Una escasez crítica de personal fue la segunda más común registrada factor modificable directamente implicados en la muerte de un recién nacido en las regiones metropolitanas. Un número adecuado de enfermeras bien entrenados en la atención materna y neonatal es probablemente la mayor necesidad, si la tasa de mortalidad neonatal precoz es que se reduce sustancialmente en Sudáfrica. Como las normas no se dispone de suficiente personal para juzgar las razones de insuficiencia crónica a menudo es aceptada como la norma, especialmente fuera de las áreas metropolitanas. Básica cursos de dos años para un gran número de enfermeras de atención primaria y las matronas que se requieran con urgencia. En curso en el servicio de apoyo y la formación también son necesarios. Sin embargo, con las actuales limitaciones financieras, sólo una forma limitada de difusión realista programa de capacitación podría ser puesto a disposición de ayudar al personal en las zonas rurales. Los métodos tradicionales de la formación continua, donde los trabajadores de la salud se señalan a los centros regionales para la enseñanza formal, ya no son prácticos o asequibles. Cursos de enseñanza a distancia, destinada a permitir a los grupos de práctica de las parteras a administrar sus propios educación continua, han aportado un enfoque alternativo y tuvo un gran impacto en la calidad de la atención materna y perinatal en Sudáfrica. El Programa de Educación Perinatal (PEP) se ha utilizado como un método de auto-ayuda de la formación continua por más de 30000 enfermeras en los últimos diez años en Sudáfrica [14]. Un número de estudios han demostrado que la PEP puede mejorar significativamente el conocimiento [15], habilidades clínicas [16], [17] las actitudes y las prácticas de atención de los pacientes [18] de las parteras. Cursos en atención materna, cuidados del recién nacido, atención del recién nacido primaria, perinatal del VIH / SIDA, la madre y el bebé amable atención, y defectos de nacimiento están disponibles. Otra PEP curso aborda específicamente los conocimientos y habilidades necesarias para gestionar auditorías de la mortalidad perinatal y utilizar estos datos para mejorar la atención perinatal. Estos cursos están disponibles en un sitio web abierto http://www.pepcourse.co.za. Sin embargo, los facilitadores para promover y apoyar programas de formación a distancia dentro de las regiones de atención de salud en todo el país aún se necesitan. Otras fuentes de la aplicación de mejores prácticas, tales como la Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS [19], también podría ayudar a la transferencia de pruebas en la práctica.

Un nuevo proyecto en el sur de África es el desarrollo de la lucha proceda, robusto y barato de los equipos de viento, tales como la frecuencia cardíaca fetal y monitores de saturación de oxígeno, para facilitar la atención perinatal de los recién nacidos en las áreas de recursos en virtud de que a menudo no tienen una energía fiable La oferta y la copia de seguridad tecnológica. La disposición adecuada de las infraestructuras de salud dentro de un enfoque integrado, sistema regional de salud, una mejor comunicación, y el transporte adecuado para mejorar la atención en las zonas rurales, así como la ciudad y las zonas de la ciudad necesita ser acelerado. Problemas específicos tales como la identificación y la gestión de la sífilis materna se están abordando con el uso de la detección sobre el terreno. Con la rápida expansión del SIDA, el grito de un tratamiento adecuado para estas madres y sus hijos y una bien planificada y el fortalecimiento de los servicios perinatales es fundamental para los programas de apoyo que introducir el uso de la terapia antirretroviral y la profilaxis. Con el alivio de la pobreza y la educación del público en general a la importancia de la buena, la atención prenatal precoz, muchos de los factores modificables relacionados con el paciente podría reducirse. Estos pasos pueden lograrse mejor en el marco más amplio de mejoramiento social y la creación de empleo por el gobierno con una mayor participación de la comunidad en proyectos públicos para proporcionar una vida mejor para todos.

Ahora sabemos qué hacer para bajar la primera semana las tasas de mortalidad de niños pequeños que pesan 1000 gramos o más en Sudáfrica. Sabemos también cómo se puede hacer. ¿Qué es lo que no falta es la financiación necesaria, pero la visión y la voluntad política para traducir los conocimientos en la práctica. Estos desafíos que enfrenta la atención perinatal en Sudáfrica se han reflejado en muchos otros países en desarrollo, especialmente en el África subsahariana. Problemas detectados y las lecciones aprendidas deben ser compartidos con los demás como nos esforzamos para mejorar la atención de las mujeres y los niños y lograr el Objetivo de Desarrollo del Milenio de reducir significativamente el número de defunciones de niños menores de cinco años en la próxima década.

Conflicto de intereses

Los autores declaran que no tienen intereses en conflicto.

Contribuciones de los autores

Artículo escrito por R Pattinson y examinado por Woods D D Greenfield y S Velaphi. Todos los autores que desempeñan un papel activo en la recogida y análisis de los datos.

Agradecimientos

Queremos dar las gracias a todos los usuarios de los PPIP, que presentaron sus datos, el Dr JohanCoetzee para la creación de la PPIPWIN programa, el MRC de Sudáfrica, y de la iniciativa Saving Newborn Lives de Save the Children (EE.UU.).