Journal of Ethnobiology and Ethnomedicine, 2005; 1: 9-9 (más artículos en esta revista)

El conocimiento y la utilización de las plantas medicinales por especialistas locales en una región de Bosque Atlántico, en el estado de Pernambuco (Nordeste de Brasil)

BioMed Central
Rodrigo Luiz Saldanha Gazzaneo (rgazzaneo@terra.com.br) [1], Reinaldo Farias Paiva de Lucena (rfplnal@ig.com.br) [1], Ulysses Paulino de Albuquerque (upa@ufrpe.br) [1]
[1] Departamento de Biología, Área de Botânica, Laboratório de Etnobotânica Aplicada, Universidade Federal Rural de Pernambuco, Rua Dom Manoel de Medeiros s / n, Dois Irmãos, Recife, Pernambuco, 52171-030, Brasil

Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons License (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0], que permite el uso irrestricto, la distribución y reproducción en cualquier medio, siempre que la obra original sea debidamente citada.

Resumen

El estudio de los conocimientos locales acerca de los recursos naturales es cada vez más importante en la definición de estrategias y acciones para la conservación o recuperación de los residuos de los bosques. Este estudio, por lo tanto, solicita a: reunir información de las poblaciones locales sobre el uso de plantas medicinales Bosque Atlántico; verificar las fuentes de las plantas medicinales utilizadas; determinar la importancia relativa de las especies investigadas, y; informante calcular el factor de consenso en relación con el uso de plantas medicinales . Los datos fueron obtenidos mediante entrevistas semi-estructuradas formas para registrar la información personal del entrevistado y temas relacionados con el uso medicinal de plantas específicas. El material recogido representan 125 plantas, distribuidas entre 61 familias botánicas, con poca participación de las plantas nativas. Este estudio demostró que las poblaciones locales tienden a estar de acuerdo unos con otros en términos de las plantas utilizadas para el tratamiento de los problemas relacionados con la sangre, pero mucho más citar un grupo diverso de plantas para el tratamiento de los problemas relacionados con los sistemas respiratorio y digestivo - dos importantes categorías de los estudios Realizadas en diferentes partes del mundo. Los medicamentos de la flora local se basa principalmente en las plantas que se cultivan o antropogénicas obtenidos de las zonas, posiblemente debido a las restricciones de acceso y uso de los vecinos de bosques legalmente protegidos. A pesar de estas restricciones, las especies con más alto valor de uso de esta comunidad fue Pithecellobium cochliocarpum (Gómez) Macb., Una planta nativa de la Mata Atlántica.

Introducción

Quince por ciento de Brasil fue cubierto por bosque atlántico, y aunque menos del 5% de la selva original sigue siendo hoy en día [1], es todavía una de las zonas de mayor biodiversidad del planeta [2]. Este bosque también demuestra extremadamente altos índices de endemismo, hasta el 74,4% de las bromelias, el 55% de los árboles, y el 64% de palma de la mano [1, 3], y podemos inferir que aún hay mucho que estudiar y descubrió dentro de este ecosistema , Sobre todo en términos de sus recursos útiles.

El Bosque Atlántico del ecosistema ha sido víctima de sucesivos ciclos económicos desde la época colonial (brazilwood, caña de azúcar, la minería, el café y el ganado), especialmente en zonas muy cerca de la costa. Hoy en día, las grandes ciudades (50% de la población brasileña) se encuentran en áreas cubiertas por una vez que estos bosques, y el 80% del PIB se produce allí [1]. Por estas razones, innumerables especies han desaparecido desde el descubrimiento de Brasil, y continuará a desaparecer sin haber sido registrados, y con ellos, la información importante relacionada con la ecología, la farmacología, botánica, y en otras esferas, pueden desaparecer por completo.

Las comunidades rurales son consideradas como las más descuidadas en cuanto a la zona de estudios etnobotánicos [4]. A pesar de la disponibilidad de los medicamentos modernos, la mayoría de las comunidades agro-cultural (ya sea por elección o por falta de recursos económicos) y seguir utilizando la detención de una extensa farmacopea de plantas nativas [4].

El estudio de los conocimientos locales acerca de los recursos naturales es cada vez más importante en la definición de estrategias y acciones para la conservación o recuperación de los residuos de los bosques. Este estudio, por lo tanto, solicita a: reunir información de las poblaciones locales sobre el uso de plantas medicinales Bosque Atlántico; verificar las fuentes de las plantas medicinales utilizadas; determinar la importancia relativa de las especies investigadas, y; informante calcular el factor de consenso en relación con el uso de plantas medicinales .

Materiales y métodos
El área de estudio y sus habitantes

Este estudio de campo se llevó a cabo con la ayuda de la "Três Ladeiras" comunidad en el municipio de Igarassu, estado de Pernambuco, en el noreste de Brasil. Igarassu se encuentra en el mesoregion de la zona metropolitana de Recife (la capital del estado) y en la microregion Itamaracá (Figura 1]. La cabecera municipal se encuentra a 26 kilómetros de la capital del estado [5] a 20 m sobre el nivel del mar (7 ° 50 '20 "S y 35 ° 00' 10" W). El municipio tiene una superficie total de 304,2 km 2, una población de 72990 (219,9 habitantes / km 2), y es 74,9% urbanizada. El clima predominante es húmedo, con una temperatura media anual de 27 ° C. La precipitación media anual es de 2000 mm, con un moderado déficit de agua en el verano [6].

Los habitantes de las zonas rurales

La comunidad estudiada es parte de la "Usina São José" refinería de la caña de azúcar, que emplea a la mayoría de la población masculina. La comunidad está rodeada de bosque atlántico fragmentos que pertenecen a la refinería de la reserva ecológica [7] (Fig. 1]. Los fragmentos ocupan una superficie total de 210 hectáreas, con alturas que varían de 50 a 140 m. El número de personas empleadas por la refinería oscila durante el año, el aumento o la reducción de acuerdo a las estaciones del año y los períodos de preparación de la tierra, la plantación y la cosecha. Es común encontrar familias que cultivan pequeñas plantaciones que sirven de nutrición y / o económicos de reserva de empleo entre los períodos de actividad. Hay un 323,3 hectáreas de bosques al sureste de la refinería, lo que representa el 0,80% de la superficie total del municipio. El bosque es parte de la cuenca del río Botafogo fuente zona de protección, conforme a la ley N ° 9.860, de fecha 12 de agosto de 1986. El objetivo de esta reserva es el de proteger el paisaje, el suelo, el agua y la cuenca [8].

La comunidad de puntos de vista a sí mismo como un grupo coherente, y está formada básicamente por activos o retirados de los trabajadores de los locales de las refinerías de caña de azúcar. Las mujeres de la comunidad de llevar a cabo casi todas las actividades relacionadas con el cuidado de la familia y de sus bienes. Sus dos escuelas públicas y una pequeña peruana de cerezo ( "acerola" acerola ") de plantaciones de fruta que produce pasta y proporciona oportunidades de empleo para los jóvenes durante la temporada de cosecha. No hay servicios básicos de saneamiento, y un único centro de salud trata sólo simples problemas de salud; más pacientes que requieren cuidados intensivos son trasladados a los hospitales de Igarassu.

Recolección de Datos

La información sobre el uso de plantas medicinales se recogió durante un año (2003) con la ayuda de los habitantes de las zonas rurales de la "Três Ladeiras" comunidad. Durante este período, de puerta a puerta se realizaron visitas con el fin de tratar de identificar la población local con un conocimiento especializado de plantas medicinales uso [9]. Como tal, el muestreo fue intencionalmente no aleatoria [10], bajo el supuesto de que especialistas locales proporcionaría más específicos y de mayor calidad de la información relativa a las plantas medicinales. Los datos fueron obtenidos mediante entrevistas semi-estructuradas formas para registrar la información personal del entrevistado y temas relacionados con el uso medicinal de plantas específicas. Durante los primeros contactos con la población local, un especialista fue identificado por los propios habitantes. Un especialista se define como "una persona reconocida por la comunidad como profundo conocimiento acerca de los usos de los nativos y / o plantas introducidas en la fabricación de remedios y en la promoción de curas". Utilizando el método bola de nieve [11], los nombres de otros especialistas fueron obtenidos. Seis especialistas locales fueron entrevistados (tres hombres y tres mujeres), con edades entre 51-102. Todas las personas identificadas como los especialistas han estado viviendo en la comunidad durante al menos 30 años y con frecuencia se sough a cabo por otros miembros de la comunidad para el asesoramiento sobre el uso de las plantas. Los hombres habían sido woodsmen o de los cazadores, si bien estas actividades están actualmente prohibidas. Las mujeres eran amas de casa que han adquirido un amplio conocimiento de las plantas medicinales a través de la experimentación y comercio de la información con familiares o personas de las comunidades de su entorno

Análisis de Datos

El primer paso empleadas en el análisis de datos calcular el factor de consenso informante (ICF) [12]. ICF valores se baja (cerca de 0) si las plantas se escogen al azar, o si los informantes no intercambian información acerca de su uso. Valores será alto (cerca de 1), si bien existe un criterio de selección definido en la comunidad y / o si la información se intercambia entre los informadores.

El ICF se calcula de la siguiente manera: el número de citas en el uso de cada categoría (ur n) menos el número de especies utilizadas (n t), dividido por el número de citas en el uso de cada categoría, menos uno:

Todas las citas fueron colocados en una de 14 categorías: indefinido dolores o enfermedades, la piel y los tejidos subcutáneos, las enfermedades de las glándulas endocrinas, metabolismo y nutrición, la sangre y órganos hematopoyéticos; esquelético, muscular, y tejidos conectivos; infecciosas y parasitarias de las enfermedades relacionadas con ; Neoplasias; problemas del sistema circulatorio, problemas del sistema digestivo, problemas del sistema genitourinario; problemas del sistema nervioso, problemas del sistema respiratorio, problemas del sistema sensorial - oreja, y de los problemas del sistema sensorial - ojo.

El valor de uso (adaptado de la propuesta de Phillips et al. [13]], un método cuantitativo que demuestra la importancia relativa de las especies conocidas a nivel local, también se calculó:

UV = Σ U / n

Donde: UV = valor de uso de una especie; U = número de citas de cada especie; n = número de informantes

Todo el material reunido fue procesado, identificado con la ayuda de especialistas y, posteriormente, depositados en el herbario PEUFR del Departamento de Biología de la Universidad Federal Rural de Pernambuco. Todo el material se recogió con la ayuda de informantes locales.

Resultados
Especialistas locales y plantas medicinales

Las plantas recolectadas representan 125 plantas, distribuidas entre 61 familias botánicas (por ejemplo, véase el archivo adicional 1]. Lamiaceae (12 spp.) Fue mejor representados en cuanto al número de especies, seguida por Asteraceae (6 spp.), Myrtaceae (5 spp.), Arecaceae (5 spp.), Y Poaceae (5 spp.). Al analizar el número de citas de las partes de las plantas utilizadas para preparar los recursos locales, una preferencia por el uso de las hojas se hace notable. El uso de tés tuvo el mayor valor relativo (42%), seguido por el uso de jarabes (20%), y en la natura (16%).

Las plantas citadas se enumeran recogida por localidad (antropogénicas o zonas de bosque) y el grado de gestión (cultivadas o no cultivadas). Se observó que el 54,5% de las especies utilizadas son cultivadas, mientras nativas y / o plantas de la maleza compuesta de no cultivadas categoría. En términos de las plantas donde fueron recolectados, el 82,7% procedían de los patios y áreas pequeñas explotaciones, mientras que sólo el 17,3% se encontraban reunidos desde el interior del bosque. La mayoría de las plantas cultivadas no son las malas hierbas, con poca participación de las plantas nativas.

Las especies con mayor valor de uso es Pithecellobium cochliocarpum (Gómez) Macbr, popularmente conocido como "barbatenon", con un 1,8 de la UV. Su principal importancia radica en sus efectos sobre la curación atribuida heridas. Se utiliza externamente, en forma de un extracto de corteza alcohólicas. Alpinia zerumbet (Pers.) Burt. Ex RM Smith ( "colônia"), presentó la segunda más alta de UV (1.6). Esta especie se utiliza con frecuencia como planta ornamental en las huertas familiares. Sus principales usos son los medicamentos para el tratamiento de la tos (flor, la hoja y / o una raíz de jarabe), y dolores de cabeza (a la ligera calienta la hoja se aplica a la frente).

Dos especies comparten el tercer más alto valor de uso (1,3): Hymenaea martiana Hayne ( "jatobá") y Aeolanthus suaveolens Mart. Ex Spreng. ( "Macassá"). H. Martiana se citó para el tratamiento de golpes en el cuerpo, inflamaciones y reumatismo. Es principalmente preparado un extracto alcohólico de la fruta, utilizando el local de bebida destilada ( "cachaça") o el vino. A. Suaveolens es bien conocido entre los entrevistados de ser capaz de tratar dolores en general, especialmente dolores de oído (por la que se aplica en la natura, como earplug).

Citado para el tratamiento de inflamaciones, Schinus terebinthifolius Raddi ( "aroeira"), Boerhavia diffusa L ( "pega-pinto"), y Borreria verticillata GFW Meyer ( "vassoura de botão") tenían un valor de uso de 1,1. Protium heptaphyllum (Aubl.) de marzo. ( "Amescla") se utiliza para tratar los dolores de cabeza y de dientes, y Solanum L. panicultum ( "Jurubeba branca") para el tratamiento de varias dolencias (como indigestión, anemia, hepatitis, riñones, bazo y problemas); ambos habían uso de los valores de 1.

Factor de consenso entre los especialistas

Los valores más altos ICF estaban vinculados a los problemas relacionados con la sangre y órganos hematopoyéticos (1,0), y para los problemas del sistema sensorial - el oído (0,60). El uso de la categoría con el valor más bajo ICF fue "enfermedades de las glándulas endocrinas, metabolismo y nutrición" (0,14). El ICF para infecciosas y las enfermedades relacionadas con el parásito fue sorprendentemente baja (0,27) - el resultado de la utilización de un número de especies que es casi tan variado como el número de citas. Una descripción más detallada de cada una de las categorías siguientes (véase el cuadro 1].

Discusión

Parece que hay una tendencia a que algunas familias de plantas que se destacan en cualquier farmacopea. En un estudio realizado por Almeida y Albuquerque [14], la familia Lamiaceae fue clasificado como el más rico en especies de citas. Las familias Lamiaceae Asteraceae y se destacó en los estudios de Bennett & Prance [15], para que en conjunto representaban el 21% de las 216 especies investigadas. Hanazaki et al. [2] también encontraron que estas dos familias tuvieron el mayor número de especies citadas por las comunidades pesqueras y en otras zonas costeras de la Mata Atlántica en el Estado de San Pablo [16]. Estas plantas están normalmente especies herbáceas que pueden ser cultivadas o producirse como malas hierbas. Preferencia por su uso puede estar relacionado tanto a su fácil disponibilidad, ya que son comunes en las zonas de disturbios [17], como a los factores relacionados con su actividad biológica. Basado en la evidencia y la teoría de la disponibilidad, Stepp y Moerman [18] indican que estas plantas se concentran gran actividad biológica de los compuestos en función de su hábito o de sus estrategias de vida. Mucho ha acumulado pruebas que indican que los productos químicos y los factores ecológicos orientar la selección y uso de plantas medicinales en las comunidades locales en todas partes del mundo [cf. [19, 20]].

Otro factor interesante es que la citada especie en general, se indicó a la misma enfermedad en otras localidades [2, 3, 14, 17, 23, 25, 28, 29]. Además, la observación de las listas de especies de otros estudios, se puede evidenciar que las especies más importantes para la región varían de región [14, 20, 23, 27], si bien la verificación de una serie de especies, en especial en los cultivos, común En varias obras, como: Plectranthus spp., Mentha spp. Y Ocimum spp.

Otra observación se refiere a la tendencia de las comunidades que viven cerca de bosques húmedos de utilizar hojas de la planta. En un estudio realizado en Barra do Piraí (estado de Rio de Janeiro), con los comerciantes y usuarios de la medicina tradicional, Parente y Rosa [21] observó que las hojas son los más utilizados categoría de las partes de plantas. En este estudio, las hojas se utilizan en el 42% de los casos - más de dos veces el número de citas para el segundo más usado en parte (la raíz, en el 18%). Estas observaciones ya se han registrado para otras comunidades cercanas a las zonas forestales, donde la vegetación es siempre verde y las hojas son abundantes [16, 22]. Por otra parte, las comunidades en las regiones secas tienden a centrar su atención en las partes de las plantas que se encuentran disponibles, como la corteza [23, 14]. A medida que las plantas en estas localidades están regularmente expuestos a largos períodos de sequía y pierden sus hojas, corteza y raíces son más frecuentemente utilizados. Esta diferencia observada en el uso de partes de las plantas en las diferentes áreas deben ser investigados más de cerca. Zschocke et al. [24] sugiere, por ejemplo, que el uso de la corteza es mucho más común en las regiones tropicales que en las zonas templadas. Sin embargo, como se señaló anteriormente, incluso en las regiones tropicales el uso de la corteza parece ser la más fuertemente asociada con las zonas áridas y semi-áridas, lo que refleja la mayoría de los recursos a disposición de estas comunidades. Además, la preferencia hacia las hojas lugares más énfasis en la preparación de tés medicinales. Parente y Rosa [21] también encontraron altos porcentajes de té (51%), los baños (39%), y otras formas (líquida extractos, infusiones, y en la natura - 10%), debido a la gran preferencia por las hojas en la preparación de remedios.

El énfasis en las plantas cultivadas observado en este estudio no fue inesperado. Sin embargo, también podía haber esperado que una proporción mayor de las plantas citadas se especies nativas en vista de que los informantes son todos especialistas con un excelente conocimiento de los recursos nativos. No obstante, la proporción de no cultivar a las especies cultivadas utilizada varía entre las distintas comunidades que tienen acceso a los recursos en el Bosque Atlántico [2, 25, 16]. Amorozo [22] observó una situación similar en la comunidad de Barcarena (estado de Pará), donde el 57,2% de las plantas empleadas fueron cultivadas, mientras que sólo el 42,8% no lo son. Sin embargo, en el mismo estudio, Amorozo [22] demostró que, en el Santo Antonio do Leverger comunidad (estado de Mato Grosso), el porcentaje invertido ellos mismos, no con las plantas cultivadas total de 56,2% y 43,8% de las plantas cultivadas. Este resultado puede deberse al hecho de que Santo Antonio de Leverger está experimentando un proceso de modernización, por lo que se antropógenas alteraciones de las áreas naturales donde crecen muchas plantas medicinales, y que causa la devaluación de la cultura local, así como la pérdida de las prácticas tradicionales Tales como el cultivo de plantas.

En cuanto a la población estudiada aquí, su preferencia por el uso de plantas de zonas antropógenas puede explicarse por el establecimiento de la "Usina São José" reserva forestal, que no permite la recolección de plantas. Esto obligaría a los especialistas locales a apoyarse más en la maleza y las plantas cultivadas. Especialistas locales nos informó que, en función de la prohibición, que impiden a recoger los fragmentos de plantas en el bosque. En este sentido, que "optaron" a la utilización de plantas no nativas. El amplio uso de las plantas derivadas de las zonas de disturbios es bastante común en muchas partes del mundo [26], incluidas las zonas de Bosque Atlántico [17]. Esto puede explicarse por el fácil acceso a estas especies, sobre todo cuando hay poca resistencia cultural a la utilización de tales plantas. Albuquerque et al. [27] contadores esta idea cuando cita la preferencia de una comunidad rural noreste de Brasil para las especies nativas, incluso cuando tengan un acceso fácil y rápido a los sustitutos en las zonas de disturbios.

En general, los resultados presentados aquí dan lugar a dos preguntas. En primer lugar, ¿cuáles son las consecuencias de la utilización de los locales de un gran número de especies no autóctonas? Una mezcla de especies nativas e introducidas en las farmacopeas de la zona tropical comunidades es bastante común [15], y, en vista de la complejidad de los conocimientos locales, no puede ser explicado simplemente. Por un lado, Begossi et al. [25] ver la pregunta de un conservacionista del punto de vista, como el uso de especies cultivadas reduce la presión sobre los productos forestales nativos. Por otra parte, en el caso del presente estudio, el uso de especies exóticas de plantas cultivadas y es el resultado de la necesidad de alternativas a los nativos (prohibido) de recursos, a pesar de su gran importancia para esta comunidad. Esto sugiere que un análisis contextual de este fenómeno se deben tener en cuenta no sólo la proporción de las especies utilizadas (nativas, así como introducido), pero también las preferencias locales.

La segunda pregunta se refiere a la transmisión de conocimientos locales. La forzada restricción de acceso a las plantas nativas pueden resultar, a largo plazo, con el abandono de su uso, y, por tanto, una pérdida de conocimiento local. Esto es particularmente grave en el presente estudio, ya que la mayoría de gente con conocimientos son muy antiguos y los jóvenes no han mostrado mucho interés en este conocimiento acumulado. Esto afecta sin duda a la capacidad de recuperación de los conocimientos locales [25]. Además, las oportunidades de estos especialistas para inventar y experimentar con nuevos recursos nativos se perderán, así como la posibilidad de que los científicos para investigar nuevos productos bio-activas. De acuerdo con observaciones en otras comunidades Bosque Atlántico [28 - 30], consideramos que "el proceso de Bosque usos domésticos, de alternativas económicas, y de la educación ambiental puede ser estrechamente vinculados y pueden servir como un vehículo para la conservación, y la clave Individuos de cada comunidad deben incluirse en programas de manejo "[25].

Conclusión

Este estudio demostró que los especialistas locales en el Bosque Atlántico comunidad estudiada tienden a estar de acuerdo unos con otros en términos de las plantas utilizadas para el tratamiento de los problemas relacionados con la sangre, pero mucho más citar un grupo diverso de plantas para el tratamiento de los problemas relacionados con los sistemas respiratorio y digestivo -- Dos importantes categorías de los estudios realizados en diferentes partes del mundo. En el caso de la comunidad examinados en el presente caso, el extenso repertorio de las plantas empleadas para el tratamiento de los problemas respiratorios que parece ser una respuesta a los problemas relacionados con el uso del fuego en las prácticas agrícolas locales. Los medicamentos de la flora local se basa principalmente en las plantas que se cultivan o antropogénicas obtenidos de las zonas, posiblemente debido a las restricciones de acceso y uso de los vecinos de bosques legalmente protegidos. A pesar de estas restricciones, las especies con más alto valor de uso de esta comunidad fue Pithecellobium cochliocarpum (Gómez) Macb., Una planta nativa de la Mata Atlántica.

Material suplementario
Archivo Adicional 1
Lista de plantas utilizadas en la comunidad de "Três Ladeiras" en el municipio de Igarassu (Pernambuco, noreste de Brasil): indicaciones y utilización de Valor. C = cultivadas. NC = no cultivadas.