Emerging Themes in Epidemiology, 2005; 2: 12-12 (más artículos en esta revista)

SIDA, los conflictos y los medios de comunicación en África: riesgos en la presentación de informes de datos erróneos mal

BioMed Central
Massimo Lowicki-Zucca (mzucca@unicef.org) [1], Paul Spiegel (spiegel@unchr.ch) [2], Filippo Ciantia (ciantia.kampala @ avsi.org) [3]
[1] Sección de Protección de la Infancia, UNICEF, Nueva York, EE.UU.
[2] División de Apoyo Operacional, el ACNUR, Ginebra, Suiza
[3] Associazione Volontari per il Servizio Internazionale, Kampala, Uganda

Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons License (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0], que permite el uso irrestricto, la distribución y reproducción en cualquier medio, siempre que la obra original sea debidamente citada.

Resumen
Antecedentes

Conflictos, la pobreza y el VIH afectan en forma desproporcionada a las personas en el África subsahariana. La manera en que los gobiernos, las organizaciones nacionales e internacionales y los medios de comunicación informar sobre la epidemia de VIH en situaciones de conflicto, después de los conflictos y la reconstrucción puede tener consecuencias negativas no intencionales y para los que las poblaciones afectadas. Los medios de comunicación, en particular, tiene una gran influencia en la forma en que el mundo observa y reacciona a la epidemia del VIH entre las afectadas por los conflictos y las poblaciones desplazadas.

Discusión

Tres estudios de caso se centró en Sudán, Uganda y Guinea describir lo que informaron los medios de comunicación y por qué los informes estaban incompletos, engañosa o incorrecta. La exploración de los posibles medios para asegurar que los medios de comunicación no inflamar sin darse situaciones delicadas y complicadas del VIH entre los afectados por el conflicto y el desplazamiento de poblaciones se lleva a cabo usando epidemiológica y de los principios periodísticos. El debate se divide en cuatro secciones: 1) Evitar la estigmatización de las declaraciones y de garantizar una visión equilibrada; 2) Evite exacta, pero declaraciones engañosas; 3) No es inexacto afirmar claramente las declaraciones de las fuentes y la verificación de su credibilidad, y 4) No se puede repetir datos y conclusiones De otras fuentes de noticias sin verificar su exactitud. El objetivo de este manuscrito es estimular el conocimiento y el debate entre las personas y organizaciones que trabajan sobre el VIH / SIDA, así como los medios de comunicación con el fin de mejorar el diálogo y, en definitiva, para reducir el estigma y la discriminación entre la ya vulnerable grupo - afectadas por el conflicto y las personas desplazadas.

Resumen

Los medios de comunicación y las organizaciones humanitarias han publicado engañosa e inexacta VIH datos y declaraciones sobre afectadas por los conflictos y las poblaciones desplazadas en el Sudán, Uganda y Guinea. Dadas las características singulares de la epidemia de VIH y afectadas por el conflicto y el desplazamiento de poblaciones, los medios de comunicación tienen una especial obligación de informar de forma equilibrada y no discriminatoria de que pueden ir más allá de las normas aceptadas del periodismo. Los medios de comunicación podría tener el VIH y su interpretación de datos revisadas por expertos técnicos antes de ir a prensa. Formación específica para los reporteros y editores en relación con las cuestiones éticas y métodos epidemiológicos básicos pueden ayudar a entender mejor la complejidad de la situación e informar con mayor precisión; similar formación de los grupos de medios de vigilancia y organizaciones de derechos humanos pueden mejorar el seguimiento de esas situaciones y, posiblemente, reducir las declaraciones incorrectas Y la posterior discriminación. Más riguroso VIH biológicos y de vigilancia debe llevarse a cabo en situaciones de conflicto y desplazamiento y directrices humanitaria debe integrarse con las orientaciones sobre las relaciones con los medios de información y las responsabilidades de los organismos humanitarios. Por último, los organismos humanitarios deben asegurarse de que los datos están en libertad, y que cualquier sonido errores son claramente. Mejora de la comunicación con los medios de comunicación ayudará a garantizar una mayor precisión de los informes y la interpretación.

Antecedentes

Conflictos, la pobreza y el VIH afectan en forma desproporcionada a las personas en el África subsahariana. En 2004, 25 conflictos armados ocurridos activa en todo el mundo, 69 países se vieron afectados por los movimientos de refugiados en 48 países y por el desplazamiento interno de su población [1]. África es el continente más afectado. El actual número estimado de refugiados y desplazados internos (IDP) en el mundo son 12 y 25 millones, respectivamente [2, 3]. Sus necesidades son enormes debido a los traumas que han sufrido y las deplorables condiciones en que viven. Por otra parte, su vulnerabilidad se incrementan debido a la miseria, el desplazamiento, la discriminación y la reducción de los servicios básicos y mecanismos de adaptación. Tiene por delante importantes retos a los que se han convertido en desplazados, que viven en la nueva y, a veces, un ambiente hostil. La repatriación a su país de origen, también plantea nuevos problemas, así como de problemas.

La percepción de la condición de VIH, con independencia de la situación real, lleva consigo un estigma que puede destruir las personas, sus familias e incluso comunidades. La manera en que los gobiernos, las organizaciones nacionales e internacionales y los medios de comunicación informar sobre la epidemia de VIH en situaciones de conflicto, después de los conflictos y la reconstrucción puede tener consecuencias negativas no intencionales y para los que las poblaciones afectadas incluyendo el agravamiento de los temores xenófobos, la imposición obligatoria de VIH Pruebas por parte de las autoridades para regular la inmigración o de refugiados, la devolución (retorno forzado de los refugiados a su país de origen), que se obstaculice, de los procesos de reconciliación y la creación de obstáculos a su integración en las comunidades de acogida y repatriación a los países de origen.

En todo el mundo, las personas son muy sensibles a los temores de la enfermedad que "trajeron" por extraños. Sus temores pueden ser explotados y utilizados por algunos para promover agendas políticas. Un ejemplo reciente es las medidas propuestas por el Reino Unido del Partido Conservador, después de un intenso debate público y político sobre la escala y la naturaleza del asilo y la migración, para afirmar que "el riesgo [VIH] a la población proviene principalmente de los que buscan la residencia permanente En el Reino Unido, ya sea como un solicitante de asilo o la inmigración a través de los servicios "[4]. Estos argumentos han sido contrarrestado en otras partes, sobre la base de pruebas limitadas, así como problemas prácticos y éticos [5, 6].

Los medios de comunicación tienen una enorme influencia en la forma en que el mundo observa y reacciona a la epidemia del VIH entre las afectadas por los conflictos y las poblaciones desplazadas. Por lo tanto, como ya se ha argumentado en pro de la salud y la presentación de informes médicos en general [7, 8], los medios de comunicación tienen una responsabilidad especial de informar sobre este delicado tema con conocimiento y prudencia, para examinar e informar sobre todos los aspectos de esta compleja cuestión, y tener en Cualquier cuenta sus perjudiciales consecuencias para la presentación de informes pueden tener esas poblaciones [9].

Los estudios de casos en tres conflictos de los países africanos afectados presentan a continuación lo que el estado y los medios de comunicación informaron de por qué los informes estaban incompletos, engañosa o incorrecta. La exploración de los posibles medios para asegurar que los medios de comunicación no inflamar involuntariamente delicadas y complicadas situaciones de conflicto-VIH entre las poblaciones desplazadas y afectadas por la repetición de la presentación de informes y engañosa o incorrecta las declaraciones de los individuos, las organizaciones y los medios de comunicación es entonces emprendidas. Este artículo está destinado a estimular el conocimiento y el debate entre las personas y organizaciones que trabajan sobre el VIH / SIDA, así como los medios de comunicación con el fin de mejorar el diálogo y, en definitiva, para reducir el estigma y la discriminación en contra de un ya vulnerable grupo - afectadas por el conflicto y las personas desplazadas.

Sudán

"El hecho de que muchos sudaneses regresarán a sus hogares de los países donde la prevalencia del VIH / SIDA es muy alta, sin duda, aumentar la probabilidad de una mayor propagación de la epidemia" [10].

El conflicto en Sudán ha desplazado a millones de personas y han obligado a centenares de miles de personas a huir a través de las fronteras. En el sur del país, los 21 años de guerra entre el Gobierno de Sudán y el Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán y el Ejército ha provocado el desplazamiento interno de aproximadamente 4 millones de personas, a las que los más de 1,5 millones de desplazados como consecuencia de la Más reciente conflicto en Darfur hay que añadir. A finales de 2003, más de 500000 refugiados sudaneses que residían principalmente en Uganda, Etiopía, Kenya y Chad [11].

A finales de 2003, el general de la prevalencia del VIH entre los adultos en Sudán se estima en el 2,3% (95% intervalo de confianza (IC) 0,7 a 7,2) [12]. En 2002, el gobierno sudanés llevó a cabo una encuesta sobre el VIH en 14 de 26 estados con los siguientes resultados: las mujeres embarazadas en las clínicas prenatales (1,0%), la tuberculosis (TB) de los pacientes (1,6%), infecciones de transmisión sexual (ITS) de los pacientes (1,1% ), Los trabajadores del sexo (4,4%), los vendedores de té (2,5%), los desplazados internos (1,0%) y refugiados de Eritrea (4,0%) [13].

A raíz de los progresos en las negociaciones entre el Gobierno de Sudán y el Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán / Ejército, el futuro de paz en el sur de Sudán y el consiguiente regreso de los refugiados y los desplazados internos se informó ampliamente en los medios de comunicación. Particular atención se expresó acerca de altas tasas de infección entre los desplazados internos y los refugiados sudaneses, y el temor de que los refugiados que viven en los países de acogida con altas tasas de prevalencia regresará y exacerban la epidemia en el sur de Sudán [14, 15]. La situación se calificó de "grave", "al borde de una epidemia de VIH / SIDA" y un "desastre" que se iba a ", sin duda, aumentar la probabilidad de una mayor propagación de la epidemia" [10, 15 , 16].

Uganda

Titular: "El VIH / SIDA se dispara en devastada por la guerra el norte de Uganda" [17].

El norte de Uganda se encuentra actualmente devastada por una de 19 años de conflicto entre el Gobierno ugandés y el Ejército de Resistencia del Señor (LRA), que se intensificaron en 1996, provocando desplazamientos masivos de población, agravado aún más ya que el aumento de la violencia a mediados-2002. A finales de septiembre de 2004, había 1,4 millones de desplazados internos en unos 200 campamentos, que viven en condiciones extremadamente difíciles de higiene y de las condiciones ambientales y de socorro en función de la distribución de alimentos [18].

Uganda experimentaron descensos en la prevalencia del VIH en la década de 1990. Nacional de la prevalencia estimada por la vigilancia prenatal llegó a su máximo a principios de 1990 y se ha reducido al 4,1% (95% CI 2,8 a 6,6) a finales de 2003 [12]. La vigilancia centinela pone de manifiesto que la mediana de la prevalencia del VIH en la capital, Kampala disminuyó desde un máximo de 29,4% en 1992 a 8,3% en 2002, mientras que en las zonas fuera de los grandes centros urbanos se redujo de 12,0% a 4,6% [19].

Varios informes en la prensa nacional e internacional y de la información difundida por las organizaciones internacionales han hecho hincapié en que la prevalencia del VIH en el norte de Uganda (11,9% en 2002) es casi dos veces más alta que la tasa nacional (6,2% en 2002) y en crecimiento debido a los conflictos [ 20]. Estos informes destacan especialmente la alta prevalencia del VIH entre los desplazados internos en los campamentos y de la más alta prevalencia entre las víctimas del Ejército de Resistencia del Señor [21 - 26]. Los niños, especialmente las niñas, capturado por el Ejército de Resistencia del Señor se han notificado a tener una prevalencia del VIH de aproximadamente el 50% [17, 23, 27 - 29]. En el pasado, este grupo vulnerable ya se había sugerido a la infección con muy altas tasas de infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH [30]. Además, en directa referencia a la "inmoralidad" entre los desplazados internos como explicación de las tasas más altas de prevalencia del VIH se atribuyó a no especificadas "de ONG (organización no gubernamental) a los trabajadores" [31].

Guinea

"Es el de los refugiados de la culpa. SIDA viene con ellos! "[32].

Desde 1990, la República de Guinea, con una población de 7,5 millones de personas que ha acogido a cientos de miles de refugiados, principalmente de Sierra Leona y Liberia. Hasta finales de 2000, los refugiados viven en pequeñas aldeas rurales dispersas por el sudeste de la región forestal. Durante los meses de septiembre a diciembre de 2000, los ataques de las facciones armadas en Guinea provocado el desplazamiento y la consiguiente transferencia de la seguridad a los campamentos de refugiados en el noroeste del país [32]. A finales de 2004, todavía hay aproximadamente 150000 refugiados principalmente de Liberia, Sierra Leona y Côte d'Ivoire [2]. Debido al reciente conflicto en Costa de Marfil, que tiene la más alta prevalencia de VIH en el África del Oeste (7,0%) [12] más de 100000 guineanos han regresado a sus hogares, muchos a la Región Forestal [32].

Una encuesta nacional de seroprevalencia del VIH, llevada a cabo en Guinea en diciembre de 2001, mostró una prevalencia de VIH de 2,8% entre las mujeres embarazadas de 4,4% en las zonas urbanas y el 2,2% en las zonas rurales [33, 34]. Una prevalencia del VIH del 7,0% se informó en dos ciudades de la Región Forestal, el área donde se encontraban los refugiados. A finales de 2003, la prevalencia del VIH se estimaba en un 3,2% [12].

Antes de la encuesta nacional, se suponía que, en general, la prevalencia del VIH en Guinea fue inferior al 2,8%. Los medios de comunicación informaron de que la más alta la prevalencia del VIH en la Región Forestal probablemente debido a la afluencia de refugiados, culpando a su "suelta la moral", que dio lugar a "la promiscuidad y la prostitución florecientes" [32].

Discusión

La Federación Internacional de Periodistas' Declaración de Principios sobre la conducta de los periodistas que se proclama como norma de conducta profesional para los periodistas que se dedican a recoger, transmitir, difundir y comentar sobre las noticias y la información en la descripción de los acontecimientos [35]. De los ocho principios enunciados, dos son particularmente aplicables por este artículo:

I. El periodista presentará un informe de conformidad con el sólo hechos de los cuales el / ella conoce el origen. El periodista no suprimir información esencial o falsificar documentos.

II. El periodista deberá estar alerta ante el peligro de la discriminación está promovido por los medios de comunicación, y se haga todo lo posible para evitar la facilitación de tales discriminaciones sobre la base de, entre otras cosas, de raza, sexo, orientación sexual, idioma, religión, opiniones políticas o de otra índole, y nacional Y origen social.

Se discuten a continuación los aspectos críticos de la cobertura de estos tres estudios de casos por los informes de los medios siguientes cuatro argumentos principales:

1. Evitar la estigmatización de las declaraciones y de garantizar una visión equilibrada

"El hecho de que muchos sudaneses regresarán a sus hogares de los países donde la prevalencia del VIH / SIDA es muy alta, sin duda, aumentar la probabilidad de una mayor propagación de la epidemia" [10].

"Las tasas de infección son particularmente altas entre los grupos vulnerables, como los desplazados internos (IDP) y de los refugiados" [10].

La preocupación con respecto a las declaraciones en contra de la estigmatización de los refugiados que viven en Sudán y los refugiados sudaneses que viven en los países de acogida vecinas comenzaron después de la Red Integrada de Información Regional (IRIN) [10] informó en un boletín de la ONU [16]. Aunque a menudo los refugiados proceden de los países de origen la reducción de la prevalencia del VIH y trasladarse a vivir entre las poblaciones de los países de acogida con mayor prevalencia de VIH, cada caso es específico y el contexto debe ser examinada con independencia [36]. El grado de interacción entre los refugiados y las comunidades de acogida, así como su conocimiento del VIH y el comportamiento de todos contribuir a la prevalencia del VIH en ambas poblaciones. Los refugiados sudaneses que viven en Kenia y Uganda, todavía tienen mucho más bajos de prevalencia del VIH en torno a que sus comunidades de acogida a pesar de vivir entre ellos durante más de una década [36]. Además, los refugiados sudaneses que viven en Kenia han mostrado un mejor conocimiento y menos comportamientos de riesgo que algunos sudaneses que viven en el sur de Sudán [37]. Manta declaraciones como la primera en el cuadro de texto de arriba son inútiles y pueden ser perjudiciales. Estas y otras declaraciones en el informe de la ONU IRIN y el artículo se publicó sin comprobar con otras fuentes, como el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, las organizaciones no gubernamentales que trabajan con los refugiados, o de los propios refugiados. Tras un debate con IRIN, la agencia de noticias actuó de forma rápida y profesional. Se eliminó el artículo original de su sitio web, se entrevistó con diferentes expertos en la materia para ofrecer una visión más equilibrada, y cambió la primera declaración a los enumerados anteriormente "El hecho de que muchos sudaneses regresarán a sus hogares de los países donde el VIH / SIDA tasa Son elevados podría aumentar el riesgo de una mayor propagación de la epidemia "[15].

Título: "GUINEA: afluencia de refugiados añade combustible a la crisis del SIDA en el sureste de Guinea" [32].

IRIN Otro informe dice que los refugiados están siendo culpa de la propagación del VIH entre la población local guineana. Las declaraciones de locales e incluso de los refugiados guineanos proporcionar crédito a la afirmación de que los refugiados propagación del VIH. Sin embargo, la prevalencia del VIH nunca se ha medido entre los refugiados en Guinea y no hay pruebas suficientes para conocer el efecto que la mezcla de los refugiados y la población local han tenido en la prevalencia del VIH en la región. Sólo cerca del final del artículo, ¿afirman que el uso de condones y el conocimiento del VIH / SIDA son mucho más bajos que los jóvenes entre los guineanos refugiados liberianos.

2. Evite declaraciones engañosas, pero exacta

"La tasa de infección por el VIH en el Sudán, según el UNFPA, es ya considerado una epidemia, por lo Sudán el país con la mayor tasa de infección en el norte de África y la región del Oriente Medio" [10].

Aunque Sudán tiene la mayor prevalencia del VIH en África del Norte y el Oriente Medio, tiene la prevalencia más baja en comparación con los países que la rodean al Este, el Oeste y el Sur [12]. La declaración fue hecha ex para reforzar el punto de que Sudán tiene un problema grave de VIH. De hecho, el VIH es un tema muy serio en el Sudán, pero el hecho es que la prevalencia del VIH es mucho mayor en los países de nuestro entorno que sí Sudán.

"La tasa de infección por VIH / SIDA en el norte de Uganda es casi el doble que en el resto del país ..." [29].

La prevalencia del VIH en el norte de Uganda, representado por el centro de vigilancia situada en Lacor hospital de Gulu, a menudo se presentan correctamente como casi el doble de la media nacional. Este punto estimación que se utiliza para 'demostrar' que el conflicto en el norte de Uganda ha causado la epidemia de VIH a florecer. La prevalencia estimada del VIH de Gulu es, sin embargo, no el único por encima de la media nacional y es, de hecho, similares a los de otros sitios centinela urbano en zonas no afectadas por el conflicto (Cuadro 1]. Por otra parte, las tendencias a lo largo del tiempo de demostrar que la prevalencia del VIH en el norte de Uganda ha disminuido en el tiempo, similar a muchos otros sitios de vigilancia en el resto del país. La disminución en la prevalencia del VIH en Gulu ha sido significativo del 27% en 1993 al 12,8% en 1998 al 11,9% en 2002 (p <0.001) [19, 38]. Las tendencias en el cuadro 1 se muestran claramente que, de 1993 a 2002, la reducción de la prevalencia del VIH en el sitio centinela para el norte de Uganda ha sido mayor que el de muchos otros sitios centinela. A pesar de un aumento en la intensidad del conflicto a partir de 1996, las tendencias de 1998 a 2002 muestran un mayor descenso en Gulu que en el pacífico sur y el este de Uganda, representada por el sitio centinela de Mbarara y Mbale hospitales regionales, respectivamente.

Por lo tanto, los principios básicos epidemiológica se debe utilizar al interpretar los datos de prevalencia de VIH. Tendencias en el tiempo debe ser examinado en oposición a la comparación de las estimaciones de prevalencia punto como ocurrió anteriormente.

3. Evite afirmaciones inexactas fijando claramente las fuentes y la verificación de su credibilidad

"Los datos de mediados del decenio de 1990 en adelante se propone el de las tasas de infección han aumentado rápidamente en las zonas afectadas por el conflicto del Sudán meridional y occidental. De acuerdo con una prevalencia nacional y el comportamiento encuesta realizada en 2002, la prevalencia del VIH era ya un cuatro por ciento entre las mujeres embarazadas que asisten a clínicas de los campamentos de refugiados "[10].

No se dispone de datos en la actualidad, lo que sugiere que la prevalencia del VIH en el sur y el oeste de Sudán está aumentando rápidamente. Ninguna fuente es la declaración prevista en el mencionado cuadro de texto. En el sur de Sudán, IRIN informó de que el Sudán Evangélica Misión constató que la prevalencia del VIH a 4-10% en Rumbeck y 17-21% en Yambio, en su asesoramiento y pruebas voluntarias (APV) centros [10]. Sin embargo, los datos de APV presentar sesgos y no puede utilizarse como proxy de la prevalencia del VIH en la población general, debido a los sesgos que participan en la libre selección de las referencias de los clientes y el personal médico. A modo de comparación, las tasas de prevalencia del VIH de los servicios de APV en los dos distritos de Kitgum y Pader en el vecino norte de Uganda, se estiman en 20% (AVSI-apoyado PTMI sitios datos de los programas. Inédito), mientras que la PMTCT resultados muestran que la prevalencia del VIH a 7,9% -- 9,9% en Kitgum y Pader en el 4,6% [39].

La segunda frase de la cita anterior se analiza la prevalencia del VIH entre los refugiados eritreos que viven en la parte oriental del país de los sudaneses del Programa Nacional de Control del SIDA del informe de 2002. La comparación, sin embargo, no debe ser entre sudaneses mujeres embarazadas reciben atención prenatal (ANC) de todo el país (una prevalencia del VIH del 1,0%) con las mujeres embarazadas de refugiados en el este de Sudán (4,1%), sino más bien entre las mujeres embarazadas sudaneses del centinela Sitio más cercano a los campamentos de refugiados (El Gedarif). Los datos proporcionados por el informe de 2002 no permite el desglose por estado. Sin embargo, en 1998, Sudán informó de la prevalencia del VIH en el ANC de vigilancia en El Gedarif como 4,0% [37, 40], casi idéntica a la del 4,1% reportado entre los refugiados. No se limita el VIH datos de Eritrea; un sitio centinela fuera de un área urbana en 1994 mostró la prevalencia del 3% mientras que una zona urbana importante sitio en el año 1999 mostró un 4%; ambos son similares a las encontradas en los sitios de El Gedarif en Sudán y los refugiados [ 41]. Finalmente, el mismo artículo también IRIN afirma que las tasas de infección por el VIH son particularmente altas entre los grupos vulnerables, como los desplazados internos y los refugiados. Sin embargo, esto también es incorrecta, la prevalencia del VIH entre los desplazados internos se estimó en un 1,0% [13, 36].

"Cerca de la mitad de las niñas que se escapan de los rebeldes resultan ser VIH positivos, los médicos dicen" [25].

Las reclamaciones de muy alta prevalencia del VIH entre los niños secuestrados por el LRA no están apoyados por los datos; sistemática de la prueba del VIH no ha sido jamás emprendido en este grupo. En la declaración se informó anteriormente, formulada originalmente por un funcionario del Gobierno [27] y luego denunciados por numerosas organizaciones no gubernamentales y las agencias de noticias, fue posteriormente destituido por las organizaciones responsables de los principales centros de acogida para estos niños en la región (de comunicaciones personales y los intercambios de correo electrónico entre los miembros de El Grupo de Trabajo Psicosocial y los Centros de Cuidado Infantil en el norte de Uganda, agosto de 2004).

4. No repetir continuamente los datos y conclusiones de otras fuentes de noticias sin comprobar la exactitud

[El SIDA es la] "principal causa de muerte, constituyendo el 69% de las muertes en la zona de Gulu, o tres veces superior al de los asesinatos directos durante el enfrentamiento militar" [26].

Información falsa o engañosa en relación con el VIH y el SIDA en el norte de Uganda ha sido reiteradamente parroted por las agencias de noticias, al parecer sin verificación. Figura 1 intentos de rastrear el origen y la posterior presentación de informes, entre julio y noviembre de 2004 de los tres principales estados: 1) la prevalencia del VIH en el norte de Uganda es el doble que la del conjunto del país, 2) la prevalencia del VIH es del 50% entre los niños secuestrados y posteriormente liberados Por el Ejército de Resistencia del Señor, y 3) El SIDA es la causa del 69% del total de muertes en el norte de Uganda.

Las dos primeras cuestiones se discutieron anteriormente y han demostrado ser incorrecta. La tercera cuestión se refiere a un reciente informe sobre la situación humanitaria del norte de Uganda que se cobró el SIDA es la principal causa de muerte (69%) en la zona de Gulu, tres veces superior a los asesinatos directos durante el enfrentamiento militar [26]. La fuente de esta declaración no se presentó, y la cobertura de la prueba del VIH se limita a algunas zonas dentro del Distrito de Gulu. Por el contrario, Médicos sin Fronteras llevó a cabo a finales de 2004 una encuesta de población e informó alarmantemente altas tasas de mortalidad en los distritos afectados por insurgentes de Lira y Pader en el norte de Uganda (tasa bruta de mortalidad de menores de cinco años y 2.8/10000/day mortalidad Tasa de 5.4/10000/day) [42]. Al igual que en la República Democrática del Congo [43], las principales causas de muerte fueron las enfermedades transmisibles indígenas que se han visto exacerbadas por el conflicto, como la malaria (47% de todas las defunciones), las enfermedades respiratorias (28%) y las enfermedades diarreicas ( 21%), sin embargo, el SIDA puede ser un factor que no fue informado.

Para apoyar más este punto, varios meses después de la inicial y se informó de las declaraciones incorrectas, los tres volvieron a surgir en los medios de comunicación [44] y, más recientemente, los desplazados internos del norte de Uganda se han reportado como teniendo un promedio de prevalencia del VIH / SIDA en seis ocasiones Superior a la media nacional [45].

Resumen

La relación entre el VIH / SIDA y afectadas por los conflictos y las poblaciones desplazadas es complicado y está influenciada por numerosos y complejos factores, incluida la prevalencia del VIH en la zona de origen y las comunidades de acogida, la cantidad de tiempo transcurrido desde el desplazamiento, y la interacción entre los Afectados y las comunidades de acogida [36, 46, 47].

Esta compleja relación no es unidireccional; los conflictos y los desplazamientos no se traduce necesariamente en un aumento de las tasas de infección por VIH entre las personas afectadas. Sin embargo, estas situaciones aumentan la vulnerabilidad de todas las personas, afectados y las poblaciones de acogida, a la infección del VIH. La incorrecta, incompleta o engañosa de datos de informes y declaraciones no ayuda a informar a la política de VIH o de programación, sino que más bien puede reforzar las actitudes discriminatorias que estigmatizar a una población que necesitan protección y apoyo.

A pesar de la desinformación en los medios de comunicación puede ser debido a una mala comprensión y el limitado interés acerca de la enfermedad y patrones de medición, también puede ser debido a la preferencia de los medios de comunicación para informar sobre las historias dramáticas. Un ejemplo es la frecuente negativa de África por la prensa internacional. Como resultado de ello, la formación básica para los periodistas en la epidemiología puede no ser suficiente y de los canales alternativos habría que explorar como la formación de grupos de vigilancia de medios y organizaciones de derechos humanos.

Dadas las características singulares de la epidemia de VIH y afectadas por el conflicto y el desplazamiento de poblaciones, los medios de comunicación tienen una especial obligación de informar sobre esta enfermedad de una forma equilibrada y no discriminatoria de que pueden ir más allá de las normas aceptadas de la verificación de las fuentes. Muchos de los artículos y los informes citados en este documento no proporcionan sus fuentes, la metodología de la recogida de los datos, o de sus posibles sesgos.

Para mejorar la situación y evitar este tipo de situaciones en el futuro, se recomienda que los medios de comunicación tienen el VIH datos y su interpretación examinado por los expertos técnicos antes de ir a prensa. Formación específica para los reporteros y editores en relación con las cuestiones éticas y métodos epidemiológicos básicos pueden ayudar a entender mejor la complejidad de la situación y el informe en una forma más precisa. Similares de formación para los medios de comunicación de ver grupos y organizaciones de derechos humanos pueden mejorar el seguimiento de esas situaciones y, posiblemente, reducir la discriminación y las posteriores declaraciones incorrectas. Más riguroso VIH biológicos y de vigilancia, las encuestas deben ocurrir en situaciones de conflicto y desplazamiento, ya que proporcionará información para la toma de decisiones y ayudar a reducir la probabilidad de incorrecta, incompleta o engañosa declaraciones. La afirmación de que la rigurosa recopilación de datos no es posible durante la fase aguda de una crisis o inmediatamente después de los conflictos no es correcto, como se desprende de varias encuestas aplicadas en tales situaciones: la República Democrática del Congo [43], Iraq [48], [49] Kosovo, Sudán [50] y [42] Uganda. Humanitarios directrices deberían ser actualizado para incluir detalles sobre las relaciones con los medios y las responsabilidades de los organismos humanitarios para la presentación de informes sobre la mortalidad y la morbilidad; esas cuestiones no están incluidas ni en el Proyecto Esfera que contiene la carta humanitaria y normas mínimas de respuesta en casos de desastre [51] o en el Comité Permanente entre Organismos Directrices para el VIH / SIDA en situaciones de emergencia [46]. Por último, los organismos humanitarios deben asegurarse de que los datos son sólidos y liberación errores son claramente. Mejora de la comunicación con los medios de comunicación ayudará a garantizar una mayor precisión de los informes y la interpretación.

Abreviaturas

SIDA: Síndrome de inmunodeficiencia adquirida

ANC: la atención prenatal

AVSI: Associazione Volontari per il Servizio Internazionale

RDC: República Democrática del Congo

VIH: virus de la inmunodeficiencia humana

Desplazados: los desplazados internos

IRIN: Red Integrada de Información Regional

LRA: Lord's Resistance Army

MSF: Médicos sin Fronteras

ONG: Organización No Gubernamentales

PMTCT: Prevención de la madre al niño Transmisión (del VIH)

SNAP: sudaneses del Programa Nacional de Control del SIDA

ITS: infecciones de transmisión sexual

APV: Asesoramiento y pruebas voluntarias

Conflicto de intereses declaración

Los autores y sus instituciones no tienen financieros u otros conflictos de intereses.

No se concede o fuera de la financiación de este trabajo.

Contribuciones de los autores

Autor 1 (MLZ) escribió el documento y realizó la revisión de la literatura.

Autor 2 (PS) concibe el concepto, el esquema diseñado, y co-escribió el documento.

Autor 3 (FC) participó en la revisión de la literatura y co-escribió el documento.

Agradecimientos

Las declaraciones en esta publicación son las opiniones de los autores y no reflejan necesariamente las políticas o los puntos de vista de UNICEF o ACNUR.