Head & Face Medicine, 2006; 2: 3-3 (más artículos en esta revista)

Eficacia de la terapia con láser de bajo nivel neurosensorial en la recuperación después de la lesión al nervio dentario inferior

BioMed Central
Tuncer Ozen (tozen@gata.edu.tr) [1], Kaan Orhan (call53@yahoo.com) [2], Ilker Gorur (ilkergorur@yahoo.com) [3], Adnan Ozturk (ozturk@dentistry.ankara. Edu.tr) [3]
[1] Gülhane Military Medical Academy, Department of Oral Diagnosis and Radiology, 06018, Etlik, Ankara, Turkey
[2] Ankara University, Faculty of Dentistry Department of Oral Diagnosis and Radiology, 06500, Besevler, Ankara, Turkey
[3] Ankara University, Faculty of Dentistry Department of Oral and Maxillofacial Surgery, 06500, Besevler, Ankara, Turkey

Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons License (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0], que permite el uso irrestricto, la distribución y reproducción en cualquier medio, siempre que la obra original sea debidamente citada.

Resumen
Antecedentes

La complicación más grave después de la extracción de los terceros molares mandibulares es a la lesión del nervio dentario inferior y el nervio lingual. Estas complicaciones son más bien poco frecuentes (0,4% a 8,4%) y la mayoría de ellos son transitorios. Sin embargo, algunos de ellos persisten durante más de 6 meses, que puede dejar a los diversos grados de largo plazo de discapacidad permanente. Si bien varios métodos como la terapia farmacológica, microneurosurgery, aloplásticos injertos autólogos, y se puede utilizar para el tratamiento de larga data sensorial aberraciones en el nervio dentario inferior, hay pocos informes sobre el tratamiento con láser de baja intensidad. En este documento se informa de los efectos de la terapia con láser de bajo nivel en 4 pacientes con deterioro de larga data nerviosas sensoriales tras la cirugía del tercer molar mandibular.

Métodos

Cuatro pacientes de sexo femenino había quejas de las parestesias y disestesias de labio, la barbilla y la encía, bucal y regiones. Cada paciente había experimentado la cirugía del tercer molar mandibular por lo menos 1 año antes. Todos los pacientes fueron tratados con terapia con láser de bajo nivel. Neurosensorial ensayos clínicos (el pincel trazo direccional prueba de la discriminación, la discriminación de 2 puntos de prueba, y una evaluación subjetiva de la función neurosensorial utilizando una escala analógica visual) se utilizaron antes y después del tratamiento, y las respuestas se dibujan en el tiempo.

Resultados

Cuando los resultados de la evaluación neurosensorial después del tratamiento con terapia de la LLL se compararon con los valores basales antes del tratamiento, se produjo un importante aceleración en el transcurso del tiempo, así como en la magnitud, de regreso neurosensorial. El análisis reveló VAS mejora progresiva en el tiempo.

Conclusión

La terapia con láser de baja intensidad parece ser favorable a la reducción de larga data nerviosas sensoriales deterioro tras la cirugía del tercer molar. Otros estudios son valiosos en cuanto a la aplicación clínica de esta modalidad de tratamiento.

Antecedentes

La estrecha relación anatómica entre el nervio dentario inferior (IAN) y las raíces de un tercer molar impactado diente es bien conocida. Por lo tanto, la posibilidad de daño a la IAN resultante en parestesia en el curso de la extracción quirúrgica de los terceros molares mandibulares impactados ha sido ampliamente demostrado [1 - 5]. La incidencia de daño de los nervios después de la extracción de los terceros molares mandibulares, dientes varía de 0,4% a 8,4% [6 - 13]. En la mayoría de los casos, sensación alterada es un fenómeno transitorio [1, 15]. Sin embargo, algunos persisten durante más de 6 meses, que puede dejar a los diversos grados de largo plazo de discapacidad permanente.

Actualmente, no existe un protocolo normalizado en la evaluación y manejo de los pacientes con lesión IAN. Hay varios métodos que pueden utilizarse para el tratamiento de larga data sensorial aberraciones en el IAN. Una multitud de métodos quirúrgicos se usan actualmente en la reparación del nervio epineural incluida la reparación, la reparación perineural, nervio injertos autólogos de intermediación, los injertos de vena, y entubulation, con o sin el uso de factores neurotróficos y neurotrópica que se aplican a la IAN [6, 16 - 20 ]. Algunos persistencia de las alteraciones del nervio puede ser debido a tejido cicatrizal atrapamiento del nervio provocando una conducción bloquear o impedir la regeneración como consecuencia de la compresión. Esto generalmente requiere de una neurolisis externa o interna [6, 15]. Anatómica y fisiológica de los estudios han confirmado que podría troncos de los nervios lesionados forma neuromas [21]. En el caso de neuroma formación, la resección del neuroma y desbridamiento de los segmentos de los nervios sanos hasta que se lleve a cabo se encuentran los fascículos neural [6]. Cuando el tejido neural es resecado o ha sido previamente destruido, una brecha entre las formas proximal y distal del nervio tocones. Direct aproximación de las raíces nerviosas daría lugar a tensiones perjudiciales en toda la línea de sutura. Cualquiera de los nervios deben movilizarse, desviados o un nervio injerto interpuesto para evitar la línea de sutura longitudinal de la tensión [6, 35]. Si anastomosis primaria no puede lograrse sin la tensión, entonces una sural, auricular mayor o medial ante nervio cutáneo braquial sean necesarias para abarcar una gran nervio defecto. Sin embargo, esto requiere un segundo sitio quirúrgico con aumento de la morbilidad en el sitio del injerto cosecha [6, 36, 37].

Los resultados a largo plazo de los procedimientos quirúrgicos que parecen ser variadas y anecdóticas, no han sido concluyentes en el pasado y de la literatura actual [14, 20]. Algunos estudios constatan que la pronta reparación de los nervios parece ofrecer mejores resultados que hace fines de la reparación [20, 38, 39]. Sin embargo, éste no es universalmente aceptada. Hay otros informes en la literatura en los que se dice que el calendario tiene poco efecto sobre el éxito de los procedimientos de reparación de los nervios [40, 41]. No hay consenso sobre lo que constituye exactamente una temprana versus tardía de la reparación, ya que algunos han abogado por que las demoras en las reparaciones son las realizadas después de 1 año y otros han declarado que están reparaciones realizadas después de 3 meses [14]. Otra cuestión fundamental es que se indica la realización de la cirugía. Parece que anastomosis directa del nervio proporciona mejores resultados que un injerto. Mientras tanto, los datos de los últimos estudios preliminares también muestran que el uso de Gore-Tex tubos como los injertos puede ser que pierda [42, 43]. Rutner et al [20] llegó a la conclusión de que la microcirugía trigémino, está indicado en pacientes con una lesión neuropático periférico y clínicamente acompañada de hiperalgesia y hyperpathia. Los pacientes con disestesia había más neurosis y la depresión de larga data con síntomas de dolor que tienen un mal pronóstico con la microcirugía.

Se desprende de la literatura que el valor de los abordajes quirúrgicos a la IAN, que se han descrito para la gestión de IAN lesiones siguen siendo inciertas, y, de hecho, algunos procedimientos pueden hacer daño que bien [16].

Además de estas modalidades de cirugía, láser de baja intensidad (LLL), la terapia también puede utilizarse para el tratamiento de las lesiones del nervio. Se han producido muchas reclamaciones por los efectos terapéuticos de la LLL de tratamiento, como la aceleración de la cicatrización de heridas [22], la atenuación del dolor [4, 24, 23], el restablecimiento de la función neuronal normal después de la lesión [6, 11, 25, 26], el aumento de Remodelación y reparación de los huesos, la normalización de la función anormal de los anticonceptivos hormonales, de estimulación de endorphin liberación y la modulación del sistema inmunitario. Publicado existen datos sobre la eficacia de algunas, pero no todas estas aplicaciones [27]. Hay varios estudios en el tratamiento de lesiones IAN. Estos estudios fueron comunicados por Midamda [28], y Khullar et al. [11, 44], en tanto subjetiva y objetiva deterioro neurosensorial después de la LLL IAN tratamiento de las parestesias. Recientemente, Miloro et al informaron de la LLL efecto tanto en la regeneración neural creado quirúrgicamente en defectos [6], y neurosensorial en la recuperación después de la osteotomía sagital rama [25]. Utilizaron galio-aluminio-arseniuro de la LLL (GaAlAs) en pacientes con deterioro neurosensorial, y se comunicaron tanto subjetivos y objetivos de mejora en el tratamiento IAN después de la LLL. Porque LLL es relativamente no invasivo, su capacidad para estimular los nervios lesionados sin intervención quirúrgica es deseable [36]. Ha habido sólo unos pocos estudios recientemente en la literatura sobre la influencia de la LLL en la regeneración neural especialmente IAN. Por lo tanto, se consideró que vale la pena para ver los efectos del bajo nivel de tratamiento con láser de GaAlAs láser lo que objetiva y subjetivamente verificado mejora en la percepción de los sentidos después de una larga data post-quirúrgica de lesiones del nervio dentario inferior, y hacer una contribución a los estudios En la literatura acerca de esta modalidad de tratamiento.

Métodos

Los sujetos consistió en 4 pacientes de sexo femenino con un rango de edad de 21-24 años, con post-quirúrgica alteraciones sensoriales que duren más de 1 año en la distribución del nervio dentario inferior después de la extirpación quirúrgica de los terceros molares mandibulares impactados dientes (Tabla 1]. Cirujanos dentistas graduados que se especializa en cirugía oral (en su segundo o tercer año) de realizar todas las extracciones, utilizando un procedimiento quirúrgico común. El campo quirúrgico y quirúrgico todos los materiales son estériles. Todos los sujetos recibieron inyecciones IAN bloque de 1,8 ml de lidocaína al 2% de (36 mg) con 1:100000 epinefrina (18 μ g), (Xylocaine, Dentsply farmacéuticos, York, PA). El nervio dentario inferior se utilizó la técnica de anestesia (troncular directa bloque) para el IAN bloque. La infiltración de anestesia También se realizó vestibular en la región inervada por el nervio vestibular para garantizar que las áreas quirúrgicas fueron totalmente anestesiados. Submucosa de la inyección también se hizo en el fondo vestibular de la región del tercer molar inferior y utilizando un estándar de 27-calibre 1 1 / 2 pulgadas (Monoject, Sherwood Medical, St Louis, MO) aguja a un nivel de aspiración de la jeringa. Después de la zona objetivo se alcanzó y aspiración realizado, la solución anestésica se depositó durante un período de tiempo de 1 minuto. Una norma incisión se utilizó desde el borde anterior de la rama a la disto-facial esquina de la segunda molar tras el surco gingival bucal a lo largo de la segunda y los primeros molares. Después de elevación perióstica, el hueso que rodea el tercer molar se ha retirado con una fresa redonda en la utilización de mano de una copiosa cantidad de riego salino. Los terceros molares se dividieron, utilizando una fresa de tungsteno y una fisura recto ascensor como la rutina técnica. El diente fue extraído en varias piezas. El alvéolo es una inspección de tejido de granulación seguido de abundante irrigación con solución salina. El cierre se realizó con 3-0 suturas de seda. Un paquete de gasa se presionó contra el sitio quirúrgico y el paciente recibió instrucciones de morder a este durante media hora. Después de la cirugía, el paciente fue dado ningún medicamento que no sea post-operatorio antibióticos y analgésicos.

Después de la cirugía del tercer molar, neurosensorial posterior deterioro se ha producido en los pacientes. Estos impedimentos son los siguientes: dos pacientes tenían ligeramente disestesia dolorosas de los labios, mentón y regiones gingival (pacientes II y IV), mientras que el paciente tenía hipoestesia en la zona de la barbilla, encía, regiones bucal y los labios, y el paciente había III Completa parestesia causada por la lesión del IAN. Además de estas deficiencias, el examen clínico de los pacientes también no reveló alteraciones de la sensibilidad en la lengua, no gusto problemas o problemas de sensación térmica. El pre-operatorio radiografías panorámicas puesto de manifiesto la estrecha relación entre el derecho de los terceros molares mandibulares, dientes y el IAN antes de la cirugía (Figura 1]. Se pensaba que estos impedimentos han formado ya sea debido a la cirugía del tercer molar o de la inyección del anestésico local con o sin aguja trauma directo. Sin tratamiento, quirúrgico o de otra índole, se ha proporcionado para el tratamiento de estas reclamaciones después de la cirugía. Según Tay [7], la persistencia de la alteración sensorial en 1 año sugiere la presencia de Sunderland de cuarto grado de perjuicio. Se indica en los registros quirúrgicos de los pacientes que no había transections completa. Así, utilizando la clasificación de Sunderland, de conformidad con diversos estudios [6, 45], estos pacientes fueron clasificados como en el mejor de tercer grado con intraneural fascicular trastornos y / o cicatrices.

Todos los pacientes fueron revisados en el primer día postoperatorio y de nuevo 1 semana después de la cirugía. Estos pacientes también fueron supervisadas después de 15 días y 1, 3, 6 y 9 meses para la recuperación. Después de los 9 meses de seguimiento, los pacientes Iy III no se pudo llegar hasta su devolución a nuestra clínica. Los otros pacientes (pacientes II y IV) fueron controlados en la marca de 1 año y también a los 18 meses. Después de 18 meses, la lesión se consideraba permanente para estos pacientes. En general, la media del periodo de seguimiento de los pacientes fue de 13,5 meses con un rango de 9 a 18 meses. Todos los exámenes y tratamientos se realizaron con el consentimiento firmado de la paciente, así como la presencia de un testigo. Los cuatro pacientes que decidió someterse a tratamiento con LLL.

El estudio se realizó sobre una base de doble ciego. Los tratamientos se llevó a cabo durante un período de tiempo de 39 días a 2 días tras el protocolo de Khullar et al [11]. La LLL tratamientos y registro de los datos se realiza por un segundo médico que no participa en ninguna de las cirugías, y el análisis de los datos registrados se realizó por un tercer médico.

LLL tratamiento

Un fotón-más GaAlAs LLL sistema láser de diodo (Laser Medical Systems, ApS, Hedehusene, Dinamarca) se utilizó. La unidad tenía una sonda de contacto con un rayo láser diámetro de 0,5 cm. El sistema proporciona un 70 mW de salida que emite una longitud de onda de 820-a-830 nm. La irradiación utilizada fue de 6,0 J por tratamiento sitio, que fue entregado por la aplicación de 5 mW en modo de onda continua durante aproximadamente 90 segundos. Cada paciente recibió un total de 20 sesiones de tratamiento LLL. Los pacientes fueron tratados a los 2 días, 3 veces por semana hasta que se completaron todas las sesiones. La sonda láser se aplica directamente a los sitios de tratamiento. Los pacientes no experimentaron ninguna sensación cuando los tratamientos con láser se están llevando a cabo. Un pitido ruido se hizo al principio y al final del final del tratamiento. El tiempo de tratamiento fue el punto por 90 segundos. Así, una sesión de tratamiento, que consta de 5 centros de tratamiento, ocupa aproximadamente 8 minutos. Los sitios de tratamiento fueron los siguientes: extraorally: el labio inferior, mentón y en la región del agujero mentoniano (Figura 2); vía intraoral: el agujero mentoniano región, buccally en la región de la apicies de los primeros molares, lingualmente y en la región de El foramen mandibular (Figura 3].

Evaluación de los déficit neurosensorial

Para determinar el grado de daño de los nervios sensoriales, tanto objetiva como subjetiva mediciones se realizaron. Todos los pacientes fueron sometidos a una completa pre-y post-tratamiento neurosensorial ensayo clínico (CNT), como se describe anteriormente por Pogrel [14] y Miloro et al [25]. Este consta de tres partes: un pincel trazo direccional prueba de la discriminación y el toque fino sentido de dirección, una discriminación de 2 puntos de prueba, y la evaluación subjetiva del déficit neurosensorial utilizando una escala analógica visual (EAV). Todas las pruebas fueron ejecutadas en un lugar oscuro, habitación tranquila, con los ojos cerrados del paciente. Las pruebas fueron neurosensorial explicó a la paciente y se lleva a cabo en un sitio de control (es decir, la mano, o el brazo) para confirmar que el paciente entiende la prueba antes de las pruebas oficiales de la IAN. El pincel trazo direccional discriminación prueba se realizó en primer lugar. La multa No.2 sable cepillo que constantemente evocados sensación en el área lesionada fue elegido. Esta fue utilizada para el mapa de la zona parestesias, y el cepillo se frota toda la zona de pruebas en una anterior o posterior dirección. Las respuestas del paciente a determinar el sentido del movimiento fueron registradas con el número correcto de los 10 ensayos. Para la segunda prueba, la discriminación de 2 puntos se realizó mediante el uso de un objeto contundente con Boley medir puntos, que se destina a obtener un no dolorosa respuesta. El número de milímetros de separación que se podría discernir constantemente se utilizó como la discriminación valor para esta prueba. Neurosensorial evaluación subjetiva se realizó mediante el uso de un 10-cm, 5-VAS grado con divisiones en intervalos de 2,5 cm, tal como se describe anteriormente por Miloro et al [25]. Las divisiones en la escala EVA fueron los siguientes: 1 - Completar la ausencia de sensación 2 - Casi ninguna sensación 3 - reducción de la sensación 4 - Casi normal sensación 5 - sensación totalmente normal. Los pacientes se les pidió hacer una "x" en la línea de ensayo en cada período de sesiones. Las distancias a lo largo de la línea fueron medidos y registrados. A pesar de que el grupo de estudio era muy pequeño, la prueba de Wilcoxon estadístico se realizó mediante el paquete SPSS 11,0 (SPSS Inc, Chicago, IL) para Windows (p <0,05) para la evaluación de la significación estadística.

Resultados

Todos los pacientes cooperado plenamente en lo relativo a sus sesiones de tratamiento y todas las sesiones de terminado el tratamiento. Los pacientes no informó de efectos secundarios durante o después de la LLL tratamiento. El promedio y las desviaciones estándar de los pacientes antes del tratamiento fueron LLL; 1.75 (sd 0,5) (número correcto de cada 10 pruebas de la brocha trazo direccional prueba de la discriminación en la Figura 4], 11,49 (sd0.73) milímetros (de la discriminación de 2 puntos de prueba En la Figura 5]. Después de la LLL de tratamiento, que se constituyó como 8; cepillo para el accidente cerebrovascular prueba, y 7,7 (sd0.16) de la discriminación de 2 puntos de prueba. Estadísticamente, cuando se evaluó la evaluación subjetiva, hubo una mejora significativa en la evaluación del grado de déficit neurosensorial (p = 0,02), mientras que también hubo una mejora significativa estadística en el pincel trazo direccional prueba de la discriminación y la dirección toque fino sentido (P = 0,01). Aunque hay una tendencia a la mejora en la discriminación de 2 puntos de prueba, sin diferencia estadística se pueden encontrar entre el pre y post tratamiento de los valores (P = 0,07).

En general, cuando los resultados de la evaluación neurosensorial después del tratamiento con terapia de la LLL se compararon con los valores basales antes del tratamiento, se mejora progresiva en el tiempo, lo que supuso el retorno de las funciones neurosensoriales. En todos los pacientes la respuesta a la determinación de la dirección del movimiento se incrementaron de forma espectacular. Antes de la LLL tratamiento, el promedio de respuestas de los pacientes (Figura 4]. Esto fue acompañado de una mejora significativa en el punto 2-prueba de la discriminación en todos los pacientes (Figura 5]. Evaluación subjetiva mediante la VAS también mostró una mejoría en el tiempo (Figura 6]. Así, en todos los pacientes, alteraciones de la sensibilidad se modificaron de manera positiva según la evaluación subjetiva y objetivamente.

Discusión

La participación de, y los daños a la alveolar inferior puede ser el resultado de una variedad de circunstancias clínicas. Trauma maxilofacial o participación por el crecimiento neoplásico puede causar disfunción sensorial, pero muchos de los casos se producen como resultado de los tratamientos dentales [15, 46]. La causa más frecuente es la cirugía dentoalveolar, en particular, la eliminación de los terceros molares mandibulares [5 - 7, 13, 14]. Otras causas incluyen la cirugía ortognática [21, 25, 44, 47], la cirugía para el tratamiento de lesiones patológicas de las mandíbulas (con mayor frecuencia, lesiones quísticas) [48], la terapia de root canal [49, 50], el tratamiento con implantes [35, 51], y la inyección de un anestésico local bloqueo del nervio [33, 52 - 55]. Aunque la mayoría de los casos de daño a los nervios son transitorios y resolver espontáneamente uneventfully con un mínimo de secuelas, algunas persisten [7]. Por lo general, hay pocas mejoras en la sensación en el lado lesionado cuando se valoran, ya sea por medios objetivos o subjetivamente por el paciente 9 meses después de la compresión de la lesión y 12 meses después de la sección del nervio [11, 56].

Varios sistemas de clasificación que se han propuesto para las lesiones del nervio, los más conocidos son los de Seddon [31] y [32] Sunderland. Seddon lesiones nerviosas clasificados en cuatro clases: la conducción del bloque-neuropraxia resultantes de trauma leve, sin daño axonal; axonotmesis-más lesiones graves, con preservación de la vaina del nervio; neurotmesis-más grave lesión de los nervios con la ruptura y la anestesia en la distribución del nervio. La clasificación de Sunderland Seddon amplía la clasificación de neuropraxia, axonotmesis, y neurotmesis de quinto grado en la lesión del nervio en orden creciente de gravedad [6, 33]. Sunderland en el segundo, tercer y cuarto grado lesiones, la aferente o fibras eferentes están dañados, pero la endoneurium y perineuro permanecen intactos. Quinto grado de lesión del nervio implica operativa. En nuestros casos, no intento quirúrgico se realizó para el tratamiento, por lo que es imposible de clasificar estos pacientes precisa. Sin embargo, en nuestra opinión, la persistencia de la alteración sensorial en 1 año sugiere que los pacientes en este estudio han Sunderland, en el mejor de la lesión de tercer grado, o, de hecho, están más cerca de tener un cuarto grado de perjuicio.

Los posibles mecanismos de lesión del nervio en los pacientes que después de sostener déficits sensoriales la cirugía del tercer molar con observó, intacta IAN paquetes incluyen lesión o compresión de aplastar lesión. El proceso de regeneración después de la compresión del nervio o menos graves lesiones aplastar normalmente requiere varias semanas a 6 meses. Si no hay recuperación sensorial durante este tiempo, la pérdida permanente de la continuidad en el tronco del nervio se debe esperar [7]. Los terceros molares mandibulares, que han sido valoradas como radiográficamente muy cerca de la canal mandibular, en varios estudios han sido vinculadas a un riesgo elevado de complicaciones postoperatorias tales como daño a los nervios [1 - 4]. Además de eso, varios estudios han indicado que la anestesia local propio IAN también pueden causar daños, si bien este tipo de situaciones son bastante poco frecuentes [52 - 55]. En un estudio retrospectivo, Haas y Lennon [57] informó de la incidencia como las inyecciones de 1:785 000, mientras que en otro estudio, la incidencia es citado como entre 1:67 000 y 1:200 000 [5]. Además, los estudios concluyen que IAN lesión se produce con más frecuencia en los últimos años [[5, 9, 12] y [58]]. Bataineh [13] inventamos una significación estadística entre la experiencia del operador y parestesia IAN.

En este estudio, los sujetos fueron personas jóvenes y pre-operatorio radiografías de manifiesto la estrecha relación entre el canal mandibular y el tercer molar. Las operaciones fueron realizadas por dentistas graduados sin experiencia, especializado en Cirugía Bucal. En nuestra opinión, el posible mecanismo de lesión del nervio serie en nuestro caso puede haber resultado de la compresión, estiramiento o parcial de la sección de los nervios, causados por los fragmentos de hueso o iatrogénica daños a la instrumentación. Otro posible motivo puede ser anestesia local, incluyendo los daños mecánicos de los nervios por un eje de púa aguja, compresión mecánica causada por hemorragia interna o de la inyección forzada de la solución anestésica, o la acción química de la anestesia o de sustancias contaminantes.

Según varios estudios, las mujeres estaban en mayor riesgo de desarrollar complicaciones postoperatorias que a los hombres, y principalmente las mujeres y las personas de edad tienen el más grave malestar después de daño de los nervios oral [58, 59]. En un informe reciente de Pogrel y Thamby, más mujeres que hombres se vieron afectados con dolor neuropático [53]. Por otra parte, otros estudios que se realizaron tanto en los seres humanos y los animales indicaba que las mujeres parecen tener más déficit neurosensorial postoperatorio perturbaciones (especialmente dividir osteotomía sagital bilateral en los seres humanos) [20, 47, 60 - 64]. En nuestro estudio, todos los pacientes que se sometieron a tratamiento LLL eran mujeres. Este hallazgo es consistente con los estudios publicados anteriormente. Por lo tanto, se puede afirmar que las mujeres tienen menos probabilidades de someterse a la recuperación espontánea después de la lesión del nervio que son hombres.

LLL terapia se ha demostrado que tanto reducir la producción de mediadores inflamatorios del ácido araquidónico familia de los nervios lesionados, y para promover la regeneración después de la lesión [27]. Los efectos terapéuticos de la LLL de tratamiento son: aceleración de la cicatrización de heridas [22], la atenuación del dolor [23, 24, 34], el restablecimiento de la función neuronal normal después de la lesión [6, 11, 25, 26], el aumento de la remodelación y reparación de los huesos, Normalización de la función anormal de los anticonceptivos hormonales, de estimulación de endorphin liberación, y la modulación del sistema inmune [27]. Los estudios clínicos de los efectos de la terapia sobre la LLL de los nervios lesionados han puesto de manifiesto un aumento de la función nerviosa y la mejora de la capacidad de producción de mielina [6]. LLL tratamiento ha demostrado ser eficaz para promover el crecimiento axonal en nervios lesionados en modelo animal [27, 29, 30]. La aplicación directa de esta técnica para la odontología ha dado resultados positivos en la promoción de la regeneración de IAN. Sentidos de aberraciones siguientes IAN lesiones pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida. Por esta razón, el interés se ha centrado en el uso de la LLL de la terapia para el tratamiento de lesiones persistentes IAN. El uso extendido de la terapia de aprendizaje permanente en la zona perioral después de los nervios trauma ha sido investigado por varios investigadores [6, 11, 25, 28, 44]

En un anterior ensayo clínico ciego Khullar et al. [11] investigaron los efectos de la LLL de tratamiento utilizando un láser de GaAlAs en la percepción sensorial en un 15 después de una población de pacientes de larga data post quirúrgico IAN lesión. El tiempo medio después de la lesión antes de comenzar el tratamiento fue de 33,4 meses. Seis pacientes recibieron el tratamiento real LLL mientras que los siete recibieron placebo tratamiento con láser. Los resultados demostraron una mejoría significativa en la percepción mechanosensory posterior a tratamiento con láser en comparación con el grupo tratado con placebo LLL. El paciente en el grupo tratado con láser real mostró un 44% de mejoría después de la LLL de tratamiento. El resultado de este estudio se apoya en un estudio con animales que demuestran la regeneración de los nervios motores. En este estudio de animales, el aumento de la LLL tratamiento de recuperación en términos de las funciones motoras y sensoriales después de un flechazo lesión en el nervio ciático [65]. Midamba y Haanaes [28] también han informado de mejoría subjetiva del sufrimiento de los pacientes que sufren lesiones IAN durante más de 6 meses. IAN o parestesias del nervio lingual tras la LLL de tratamiento. En promedio, se encontró mejoría subjetiva (71,1%) después del 20 de la LLL GaAlAs tratamientos. Otro estudio doble ciego por Khullar et al [44] ha informado de los efectos del tratamiento sobre la LLL déficit neurosensorial posterior a la osteotomía sagital split rama. Dividieron su grupo de estudio en dos grupos: uno (ocho temas) grupo recibió tratamiento real LLL, el otro grupo recibió un tratamiento con placebo equivalente. Posteriormente a la finalización de los 20 tratamientos, la verdadera LLL grupo tratado mostró una mejoría significativa subjetiva en ambos labios (p = 0,01) y la barbilla (p = 0,02). Además, este grupo mostró una disminución significativa en el área de mechanoperception déficit neurosensorial (p = 0,01). No se observó una mejora significativa en el grupo de placebo. Más recientemente, Miloro et al. LLL informó de un efecto positivo tanto en la regeneración neural creado quirúrgicamente en defectos [6], y neurosensorial en la recuperación después de la osteotomía sagital rama [25]. Encontraron una mejoría significativa en la recuperación neurosensorial bilateral después de una osteotomía sagital split, y señaló también que la LLL de la terapia puede ser un complemento útil para promover la cicatrización de la herida en neural creado quirúrgicamente los defectos. Los resultados de su estudio también demostró que existe una mejora significativa a los 14 días y los valores normales por casi 2 meses en pruebas de nivel B, mientras que los resultados de las pruebas de nivel A se acercó valores normales de 14 días y prácticamente el 100% de recuperación a los 2 meses. Los resultados de nuestro estudio son superiores a los de estudios anteriores, que no muestran un 100% de mejoría en los pacientes con lesiones del trigémino más de un año. En nuestra opinión, este resultado puede deberse a un sesgo en el estudio. A pesar de que subjetivamente parece que todos los pacientes fueron honestos en sus respuestas, el médico que realiza las pruebas pueden haber tenido alguna influencia en las respuestas. Sin duda, hay correlación significativa subjetiva de los resultados. También en este estudio, hay una conclusión interesante: El paciente con la lesión más antiguo IAN (21 meses) respondió el más rápido de todos los pacientes. Brugnera et al. [66] tratan dos grupos de pacientes con lesiones a la alveolar inferior y mental de los nervios con la LLL en su estudio. Todos los casos de parestesia se deben a las intervenciones quirúrgicas. El primer grupo fue identificado como inmediato y fue tratado dentro de 2-15 días después de la lesión, mientras que la historia de lesiones para el segundo grupo fue de 30-365 días. En el primer grupo de 72,7% logrado la recuperación absoluta y el 18,3% mostraron una mejora relativa, mientras que la mejora de este último grupo fue de sólo 27,7%. En contraste con este informe, la paciente II, en nuestro estudio, el hecho más significativo de mejora en comparación con otros. Este hallazgo puede ser consistente con la hipótesis de que, a raíz de los daños a los nervios, la aferente especiales de fibras sensoriales tienen diferentes patrones de la cicatrización de heridas y la regeneración axonal, y que estos patrones varían de persona a persona [61]. Sin embargo, en nuestra opinión, más estudios deben ser realizados sobre esta cuestión con el fin de aclarar este hallazgo.

Conclusión

Los resultados del estudio en curso de apoyo las conclusiones de los anteriores, que llegó a la conclusión de que la LLL de los resultados del tratamiento en ambos subjetivos y objetivos en la mejora de larga data déficit neurosensorial. Aunque varios estudios afirman que la reparación microquirúrgica de las lesiones nerviosas pueden proporcionar a moderada mejoría clínica significativa neurosensorial después de la cirugía, terapia de aprendizaje permanente parece ser más beneficiosa y ventajosa, ya que es no invasiva cuando la reducción de larga data nerviosas sensoriales menoscabo siguiente la cirugía del tercer molar.

Existe una urgente necesidad de más estudios que se han realizado y por los resultados de esas que se difunde ampliamente a los clínicos utilizando LLL tratamiento. Sólo entonces el aura de controversia y el estigma ser removido de este ámbito de la práctica clínica [27].

Conflicto de intereses

Los autores declaran que no tienen intereses en conflicto.

Contribuciones de los autores

KO redactado el manuscrito. A, KO, IG y AO participó en la redacción del manuscrito. KO, IG y AO llevó a cabo la búsqueda en la literatura. IG realiza el tratamiento de los pacientes mientras KO hizo la pre y post-tratamiento neurosensorial ensayos clínicos. Todos los autores han dado la aprobación final de la versión que se presentará a la revista. Cada autor ha participado suficientemente en el trabajo para tomar responsabilidad pública por porciones de los contenidos.

Agradecimientos

Todos los exámenes y tratamientos se realizaron con el consentimiento firmado de los pacientes, en presencia de un testigo. Consentimiento por escrito también fue obtenida de los pacientes para la publicación del estudio. El uso clínico de fotografías y radiografías fueron incluidos en este formulario de consentimiento.

Además, estamos muy agradecidos al profesor Laurence J. Walsh (Escuela de Odontología, de la Universidad de Queensland, Brisbane) por sus esfuerzos, el apoyo en la preparación final del manuscrito.