World Journal of Surgical Oncology, 2006; 4: 49-49 (más artículos en esta revista)

Tratamiento agresivo de metástasis de carcinoma de células escamosas del recto al hígado: un caso clínico y una breve revisión de la literatura

BioMed Central
Theodosios K Theodosopoulos (theodosios@panafonet.gr) [1], Athanasios D MARINIS (sakisdoc@yahoo.com) [1], Nikolaos A Dafnios (nickdafnios@in.gr) [1], John G Vassiliou (ianvass @ otenet. gr) [1], Lazaros D Samanides (l_samanides@otenet.gr) [1], Eleni E CARVOUNIS (euthymiou@hol.gr) [2], Vassilios E Smyrniotis (vsmyrniotis@hotmail.com) [1]
[1] Segundo Departamento de Cirugía, Hospital Universitario Areteion, Atenas Escuela de Medicina, Universidad de Atenas, 76 Vasilisis Sofias av., 11528, Atenas, Grecia
[2] Departamento de Anatomía Patológica, Hospital Universitario Areteion, Atenas Escuela de Medicina, Universidad de Atenas, 76 Vasilisis Sofias av., 11528, Atenas, Grecia

Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution License (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0], que permite el uso ilimitado, distribución y reproducción en cualquier medio, siempre que la obra original es debidamente citados.

Resumen
Fondo

Rectal carcinoma de células escamosas (SCC) es un tumor raro. La incidencia de esta patología se ha notificado a ser 0,25 a 1 por 1000 carcinomas colorrectales. A partir de una revisión de la literatura Inglés 55 casos de SCC de recto han sido publicados. En este estudio un informe del recto metastásico SCC para el hígado, discutiendo la eficacia del tratamiento adyuvante agresivo y neo-adyuvante en terapias de supervivencia y pronóstico.

Asunto presentación

A 39 años de edad, paciente con un puro SCC de recto diagnosticados endoscópicamente se presenta. La paciente fue sometida inicialmente neoadyuvante quimio-radioterapia y luego la resección abdominoperineal concomitante con ooforectomía bilateral y la histerectomía, seguida de quimioterapia adyuvante a la radioterapia. Cinco meses después de la operación inicial metástasis hepáticas se puso de manifiesto y una resección hepática se llevó a cabo, seguida de quimioterapia adyuvante. Dieciocho meses después de la operación inicial el paciente está vivo.

Conclusión

Aunque el pronóstico de SCC rectal es peor que la de adenocarcinoma, un enfoque terapéutico agresivo con cirugía como tratamiento primario, seguido por el combinado neo-adyuvante y quimio-radioterapia, puede ser necesario con el fin de mejorar la supervivencia y el pronóstico.

Fondo

El carcinoma de células escamosas (SCC) del recto es un tumor raro con un aún no aclarado mecanismo de patogénesis y bastante agresivo comportamiento clínico. Cuenta con un ligero predominio femenino y el pronóstico peor que la de adenocarcinoma. La cirugía radical es la piedra angular del tratamiento. Sin embargo, el papel de la quimioterapia y la radioterapia en el pre y postoperatorio aún no se ha dilucidado. En el presente estudio de un caso de pura SCC metastásico de recto al hígado se presenta. Tratamiento quirúrgico agresivo, así como combinada neoadyuvante y adyuvante de la quimioterapia y la radiación se describe, lo cual sugiere un posible positivo de supervivencia y pronóstico.

Asunto presentación

A 39 años de edad, paciente fue admitido en nuestro Centro Médico del departamento de cirugía con una historia de 2 meses de intestino alterado los hábitos, dolor perianal y sangrado rectal. La colonoscopia demostró una circularmente en desarrollo ulcerado tumor de 8 cm por encima de la línea de dentado, la ampliación de 4 cm proximal. El colonoscopio se adelantó pasado el tumor, realizar una colonoscopia total, mientras que la biopsia de la lesión se obtuvieron y examinó histológicamente, lo que revela no queratinizado carcinoma de células escamosas del recto. Abdominal y la tomografía computarizada la radiografía de tórax fueron negativos para enfermedad metastásica. Sin embargo, una ecografía endoscópica transanal demostrado la propagación del tumor más allá de la pared intestinal a compensar el espacio, lo que exige la institución de la terapia neoadyuvante. La paciente fue sometida a 1 período de sesiones de quimioterapia neoadyuvante con 5-fluorouracilo (1000 mg / m 2 / d), además de mitomicina y 5 sesiones de radioterapia (20 Gy totalmente). Dos días después del último período de sesiones de radioterapia, una laparotomía se realizó. Intraoperatorio conclusiones invasión de la pared vaginal posterior del tumor y una resección abdominoperineal y una concomitante histerectomía total-ooforectomía se llevó a cabo. La histología informó de la presencia de dos lesiones ulceradas (1 × 2 cm y 2 × 4 cm) en medio e inferior del recto, tanto el carcinoma de células escamosas del recto, invadiendo la pared intestinal y la pared vaginal adyacentes. La pieza quirúrgica contenía 15 ganglios linfáticos, todos negativos para enfermedad metastásica (T4 N0 M0, fase IIb) y los márgenes de resecado son libres de tumor. La corrección de la quimioterapia adyuvante (1 sesión de 5-FU más mitomicina) y 23 sesiones de radioterapia (45 Gy totalmente) se les administró.

Cinco meses después de la resección del tumor, metástasis hepáticas, se demostró en un seguimiento de la tomografía computarizada abdominal y una hepatectomía central se realizó. La histología confirmó la presencia de metástasis rectal carcinoma de células escamosas para el hígado (Figura 1, 2]. Quimioterapia adyuvante que consta de 6 sesiones de 5-FU más cisplatino (100 mg / m 2 / d), se aplicó. Afortunadamente, el paciente tuvo un postoperatorio sin complicaciones y está vivo 18 meses después.

Discusión

Desde el primer informe del recto SCC de Raiford en 1933 [1], pocos casos han sido reportados en la literatura. Una búsqueda en PubMed reveló un total de 55 informes de casos publicados desde 1943 en la literatura Inglés (Tabla 1]. Sorprendentemente y en contraposición a los informes de Inglés, un papel de Rusia en 1984 comentarios las manifestaciones clínicas de 107 casos de SCC del recto [8].

Rectal SCC es un tumor raro. La incidencia de esta patología se ha notificado a ser 0,25 a 1 por 1000 carcinomas colorrectales [4, 5, 7, 21]. En 1979, Williams et al. [5] se describen tres criterios que hoy son útiles en el diagnóstico primario colorrectal SCC: en primer lugar, las metástasis de otros sitios (por ejemplo, pulmón SCC) debe ser descartado; en segundo lugar, una de células escamosas-rayado la fístula no debe implicar el intestino afectados y de terceros , Un RCS de extender el ano hasta el recto, deben ser excluidos.

Parece que la patogénesis de esta patología aún no está claro y existen muchas teorías [18 - 20]: las células madre pluripotentes apoya la teoría de que carcinomas de células escamosas surgir dentro de los tumores pobremente diferenciados [22], la teoría de la proliferación de células basales no comprometidos en células escamosas, que sean objeto de transformación maligna debido a la lesión crónica del epitelio glandular [23], la teoría de la irritación crónica de la colitis ulcerosa [24], la exposición a la radiación [25] y el virus del papiloma humano [26], lo que resulta en metaplasia escamosa de la epitelio y, por último, la teoría de la diferenciación escamosa de adenomas y adenocarcinomas.

Las manifestaciones clínicas de SCC del recto son similares a los de adenocarcinoma: cambio en los hábitos intestinales, dolor, tenesmo rectal y hemorragia, anorexia y pérdida de peso. La historia natural de esta patología no está claramente definido debido a la rareza de la enfermedad. De los datos presentados en el Cuadro 1, SCC del recto tiene un ligero predominio femenino y la edad media en el momento del diagnóstico es 54,2 años en mujeres y 59,4 años en hombres. El pronóstico es peor que la de adenocarcinoma y hay algunas funciones que probablemente predicen un mal resultado: la participación nodal, de células pequeñas o indiferenciados sus características histológicas, ulcerado o anular los carcinomas, grado 3 o 4 y la etapa IV la enfermedad [18 - 20].

Inmunoquímica es útil en el diagnóstico de SCC utilizando varios marcadores (citoqueratinas AE1/AE3, 34BE12, CK5, involucrin, etc) con el fin de diferenciarlo de otros pequeños tumores de células indiferenciadas [20].

El tratamiento definitivo es la resección quirúrgica de los afectados el recto, ya sea por resección anterior baja (LAR) o por la resección abdominoperineal (APR), dependiendo de la localización del tumor y la preferencia del paciente. Un consentimiento informado y una discusión detallada de las complicaciones, tratamiento adyuvante, la recurrencia y la supervivencia de la muerte son estadísticas definitivas requisitos previos antes de cualquier operación. Copur et al. [17] proponer el uso del carcinoma de células escamosas antígeno (Ag SCC) como marcador tumoral para el seguimiento de los pacientes. En su estudio, el SCC Ag fue elevado en el momento de la recurrencia y mostró una respuesta parcial a la quimioterapia de combinación, con una disminución en el suero.

El papel de la radioterapia neoadyuvante (control local de la enfermedad y downstaging) adyuvante o quimioterapia y / o la radioterapia aún no se ha dilucidado, junto con la comprensión de la historia natural de la enfermedad. Parece que la terapia adyuvante puede utilizarse en pacientes con implicación nodal, pobremente diferenciado tipos de cáncer y enfermedad metastásica sin ningún tipo de probada eficacia en el resultado. Juturi et al [27] informan de que la quimioterapia adyuvante combinada redujo el tamaño de las metástasis hepáticas en un paciente con un RCS de el colon descendente. Sin embargo, los grandes ensayos randomizados prospectivos son necesarios para medir la eficacia y los beneficios sobre la supervivencia y el pronóstico de terapias complementarias.

Conclusión

SCC del recto es una rara y agresiva neoplasia con un similar patrón de presentación clínica, pero un peor pronóstico que el de adenocarcinoma, sobre todo si son positivos los nodos están involucrados o pobres son características histológicas. La resección quirúrgica es el tratamiento de elección, aunque la radiación y la quimioterapia puede ser útil en el tratamiento de nodo-positiva y los pacientes la enfermedad en estado avanzado. Es posible y aún no se ha estudiado que agresiva combinada con quimio-radioterapia se requiere pre y postoperatorio con el fin de controlar esta agresiva neoplasia.

Conflicto de intereses

Los autores declaran que no tienen intereses en conflicto.

Autores de las contribuciones

TT, LS y ND llevaron a cabo los procedimientos quirúrgicos y contribuyó al diseño del estudio; TT y AM se reunieron los datos, el manuscrito redactado y revisado críticamente; CE realizó el análisis histológico de todos los especímenes quirúrgicos y siempre histológico secciones como las cifras de el manuscrito; JV y VS revisado y aprobado finalmente por el manuscrito fue publicado.

Todos los autores leído y aprobado el manuscrito.

Agradecimientos

Un consentimiento informado del paciente para esta publicación ha sido firmado.