Diagnostic Pathology, 2006; 1: 15-15 (más artículos en esta revista)

Eosinophilic displasia de la vesícula biliar: una variante undescribed hasta ahora identificados en asociación con una "porcelana" vesícula biliar

BioMed Central
Oluwole Fadare (oluwolefadare@yahoo.com) [1], Steven D DeMartini (STEVEN.DEMARTINI @ LACKLAND.AF.MIL) [1]
[1] Departamento de Patología, Wilford Hall Medical Center, Lackland AFB, TX, EE.UU.
[2] Departamento de Patología, Universidad de Texas Health Science Center en San Antonio, San Antonio, TX, EE.UU.

Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution License (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0], que permite el uso ilimitado, distribución y reproducción en cualquier medio, siempre que la obra original es debidamente citados.

Resumen

No forman masa, proliferaciones neoplásicas intraepiteliales (displasia) representan la mayor parte bien aceptada lesiones precursoras de los adenocarcinomas de vesícula biliar. Ellos son generalmente pequeñas, localizadas, totalmente irreconocible lesiones que se han identificado en el epitelio adyacente a un máximo de 79% de los adenocarcinomas de vesícula biliar. Variantes morfológicas que se han comunicado incluyen planos, micropapillary, papilar y cribriform. Recientemente hemos tropezado con una morfológicamente distintivo, anteriormente no declarada lesión a la que hemos aplicado la designación eosinofílica displasia. Esta lesión se identificó en una vesícula biliar con fibrosis difusa mural y calcificación (porcelana vesícula biliar). La displasia atención se limitaba a una sección de tejido, y se compone de un cierto papila localizada [es decir, con un núcleo fibrovascular], que mide aproximadamente 1,2 mm de mayor dimensión y una junto a otra plana, 7 de células epiteliales segmento. Estos focos se alinearon por las células muestra significativa ampliación nuclear [1.5-4 veces las células adyacentes benigna], nuclear pleomorphism, ocasionales multinucleation, hyperchromasia membrana nuclear y las irregularidades. Nucleolos Estuvieron presentes, pero poco. Estas células también mostró una voluminosa eosinofílica a citoplasma granular, de tal manera que el total de armas nucleares a ratio-citoplasma en general no aumentaron. Las células difusas y que aparece marcado inmunoreactividad nuclear para p53, y aproximadamente el 70% de las células nuclear mostró positividad para Ki-67. Las células también fueron positivos para citoqueratina 7 y fueron totalmente negativos para el antígeno carcinoembrionario (CEA) y chromogranin A. Las células del epitelio normal adyacente fueron positivas para citoqueratina 7 y CEA, negativo para p53 y chromogranin A y mostró un Ki-67 etiquetado Índice de <10%. Marcado sobreexpresión de la proteína p53, así como su alto índice de proliferación son fuertes argumentos en favor de la displasia naturaleza de esta lesión. Sin embargo, se necesitan más estudios para dilucidar su verdadera significación clínica y para determinar si procede o no su asociación con una vesícula de porcelana, como se ha señalado aquí, es totalmente fortuito. Sin embargo, este tipo de estudios sólo puede realizarse con un mayor reconocimiento de los profesionales de este distintivo variante.

La historia clínica

A 76 años de edad, el hombre fue ingresado con sospecha de obstrucción del intestino delgado. Sus síntomas, posteriormente se resolvieron sin ninguna intervención operativa. Sin embargo, una exploración tomográfica computada mostró evidencia de una Europa ampliada "porcelana" vesícula biliar. Se tomó la decisión de forma electiva realizar una colecistectomía, que fue realizada por laparoscopia. El curso postoperatorio fue sin complicaciones.

Materiales y métodos

Muestras de tejido fueron fijadas en 10% neutros formalina tamponada, transformados, embebidos en parafina, más procesados y teñidas con hematoxilina y eosina. Por inmunohistoquímica, seleccionados de 4 micras de espesor, fijado en formol e deparaffinized rehidratada y fueron teñidos con anticuerpos frente a ki-67 (clon MIB-1, dilución 1:100, el calor inducido por la recuperación epítopo [HIER], DakoCytomation, Carpinteria, CA ], Carcinoembyronic antígeno (CEA) (policlonal, 1:200, proteolíticas epítopo recuperación), citoqueratina 7 (OV-TL 12/30, 1:100, HIER, DakoCytomation), p53 (D07, 1:50, HIER, DakoCytomation) , Y chromogranin A (DAK-A3, 1:100, HIER, DakoCytomation). Los ensayos se realizaron sobre una autostainer Dako (DakoCytomation) sobre la base de la avidina-biotina complejo método.

El análisis histopatológico

Evaluación macroscópica de la vesícula biliar lo mostró a medir 11,0 × 3,5 × 3,5 cm, y con un blanco tan irregular serosal superficie. La vesícula biliar de pared engrosada es difusa, de hasta 0,5 cm de espesor y la visualización de varias áreas de calcificación en cifras brutas. La superficie mucosa de la vesícula biliar era tan de color amarillo. Aunque varios inespecíficos se observaron irregularidades en la superficie mucosa, no hubo lesión de masa. Choleliths no estaban presentes. Setenta y cuatro cortes de tejido, lo que representa aproximadamente el 80% de toda la vesícula biliar, se procesan rutinariamente para el examen microscópico.

Microscópica

La vesícula biliar mostró fibrosis difusa mural y calcificación distróficos (porcelana vesícula biliar). En aproximadamente el 50% de los artículos examinados, la mucosa se denudadas. En caso de que presente, es en gran parte sin complicaciones. Hubo focos dispersos de la hiperplasia de la mucosa, así como focos de raro intestinal antral y metaplasia. La displasia atención se limitaba a una sección de tejido, y se compone de un cierto papila localizada [es decir, con fibrovascular básico], que mide aproximadamente 1,2 mm de mayor dimensión (figura 1] y una junto a otra plana, 7 de células epiteliales segmento. Estos focos se alinearon por las células muestra significativa ampliación nuclear [1.5-4 veces las células adyacentes benigna], ocasionales multinucleation, nuclear pleomorphism, hyperchromasia membrana nuclear y las irregularidades (figura 2]. Nucleolos Estuvieron presentes, pero en general poco en la mayoría de las células. Estas células también mostró una voluminosa eosinofílica a citoplasma granular, de tal manera que el total de armas nucleares a ratio-citoplasma en general no aumentaron. No hubo estratificación nuclear y figuras mitóticas no pudieron ser identificados. Aunque citoplásmica tinctural diferencias entre las células de vez en cuando como resultado una apariencia de bien definidos los cruces intercelular, esta última se discreta entre la mayoría de las células. Las células displásicas y difusa que aparece marcado inmunoreactividad nuclear para p53 (figura 3], y aproximadamente el 70% de las células nuclear mostró positividad para Ki-67 (figura 4]. Las células también fueron positivos para citoqueratina 7 y fueron totalmente negativos para CEA y chromogranin A. El epitelio normal adyacente, incluido el hiperplásicas focos fueron positivas para citoqueratina 7 y CEA, negativo para p53 y chromogranin A y mostró un Ki-67 Índice de etiquetado <10%.

Discusión

Displasia epitelial [es decir, un no-masa que forman neoplásicas lesión intraepitelial] es considerada como la más ampliamente aceptada lesión precursora de cáncer de la vesícula biliar [1 - 3]. Varias líneas de evidencia apoyan esta hipótesis. En primer lugar, los estudios demográficos indican que los pacientes con bajo y alto grado de displasia son, respectivamente, 15 y 5 años más jóvenes que los pacientes con adenocarcinoma invasivo, lo que sugiere una progresión lineal [4]. En segundo lugar, displasia es más común en aquellas porciones de la vesícula biliar [cuerpo y fundus] donde son adenocarcinomas localizados con más frecuencia (3). En tercer lugar, la incidencia de displasia es mayor en aquellos zonas geográficas con mayor incidencia de adenocarcinoma invasivo [5, 6]. En cuarto lugar, se encuentra displasia en el epitelio adyacente a un alto porcentaje de adenocarcinomas [1 - 3]. Por último, algunas displasias compartir con las alteraciones moleculares invasoras adenocarcinomas de la vesícula biliar [3].

La incidencia de lesiones displásicas en la colecistectomía especímenes es en gran medida relacionados con la localización geográfica de la población de pacientes en estudio, con cifras que van desde el 0,4% -5% en los estudios de América del Norte [7, 8] a 13.5-13.6% en estudios de los chilenos y las poblaciones de México [5, 6]. Son más comúnmente identificados en el sexo femenino, con mujeres y hombres de 3:1 [9, 10]. Displásicas lesiones suelen ser pequeñas, localizadas, totalmente irreconocible lesiones. En un estudio, el 68,6% de tales lesiones fueron <1 cm [9]. Como se señaló anteriormente, estas lesiones son a menudo presentes en el epitelio adyacente hasta el 79% de los adenocarcinomas invasoras [6, 11, 12].

Lesiones displásicas se clasifican en bajo grado y de alto grado [-carcinoma in situ] basada en la presencia de núcleos anormalmente polarizado y otras anormalidades nucleares en el segundo. Informó variantes morfológicas incluyen planos, micropapillary, cribriform papilar y variantes [1, 3]. En este informe, describir un morfológicamente distintivos y no declarados anteriormente que la variante se caracteriza por la abundante citoplasma eosinófilo, nuclear pleomorphism y que fue identificado en asociación con una vesícula de porcelana.

La magnitud del riesgo de malignidad conferidos por la vesícula biliar difusa mural fibrosis y calcificación (vesícula de porcelana) es controvertida, con algunos estudios que muestran un aumento del riesgo y otros no encontrar este aumento [13 - 15]. Por lo tanto, la vesícula biliar en este documento se informó ampliamente la muestra [74 cortes de tejido], y la lesión descrita se identificó sólo en una sección de tejido. Sin embargo, otros cambios patológicos que se han propuesto para desempeñar un papel en la vesícula biliar carcinogenetic secuencia, como el gástrico intestinal y metaplasia, hiperplasia epitelial y colecistitis, estuvieron presentes en muchas secciones.

Dada la mencionada antecedentes de inflamación crónica, hiperplasia, fibrosis y calcificación, el principal diferencial posibilidad de que se debe considerar es que nuestra lesión constituye un ejemplo inusual de atipia reactiva. Atipia reactiva, en nuestra experiencia, pueden mostrar núcleos desorganizado y el aumento de citoplasma eosinófilo. Sin embargo, las células con atipia reactiva por lo general muestran nucleolos prominentes, y sólo mínimamente ampliada núcleos. La exuberante citoplasma eosinófilo señaló en este documento también será muy raro que los reactivos atipia. La inmunoreactividad difusa para p53 en nuestro lesión sostiene firmemente a favor de su naturaleza neoplásica. Wistuba et al [16] encontró sobreexpresión de la proteína p53, según lo determinado por inmunohistoquímica, a 11 [32,4%] de 34 displasias. Ni normal ni epitelio de metaplasia del epitelio expresó p53 [16]. Del mismo modo, Wee et al [17]. encontró que el 28% de su displasias expresó p53. Normal epitelios en 38 gallbladders albergar diversos neoplásicas, preneoplásicas y nonneoplastic lesiones fueron negativos para p53, con la notable excepción de un caso asociado con un adenocarcinoma de vesícula biliar [17]. Kamel et al [18] encontró sobreexpresión de p53 en 2, de 8 de displasias. Es nuestra opinión que la fuerte y difusa sobreexpresión de la proteína p53, en combinación con las características morfológicas, apoya nuestra afirmación de que esta lesión es displásicas. Además, el alto índice de proliferación [70%] en la lesión, en particular, distinto del fondo epitelio, refuerza aún más esta afirmación. La naturaleza de minutos el centro impidió cualquier investigación adicional (por ejemplo, electrónica microscópica) en la etiología precisa de la eosinofilia citoplásmica (por ejemplo, frente al citoplasma de la acumulación de mitochrondria, lisosomas, los ribosomas, proteínas, etc vesículas secretoras).

En resumen, nos describe en esta sección un distintivo morfológicamente intraepitelial proliferación de la vesícula biliar que hemos designado eosinofílica displasia. Se necesitan estudios adicionales para esclarecer el verdadero significado clínico de esta lesión y si o no su asociación con una vesícula de porcelana, como se ha señalado aquí, es totalmente fortuito. Mientras tanto, los profesionales deben ser conscientes de esta variante distintiva al evaluar la colecistectomía especímenes.

Conflicto de intereses

Los autores declaran que no tienen intereses en conflicto.

Autores de las contribuciones

Y SD DE realizó la evaluación patológica del espécimen. DE escribió la versión inicial del manuscrito. Ambos autores han leído y aprobado el manuscrito final.

Agradecimientos

Las opiniones o afirmaciones contenidas en este documento son las opiniones privadas de los autores y no deben interpretarse como funcionario, o como el reflejo de las opiniones del Gobierno de los Estados Unidos o cualquiera de sus filiales.