Mediators of Inflammation, 2007; 2007: (más artículos en esta revista)

Angiogénesis factor de expresión en la cirrosis hepática

Hindawi Publishing Corporation
Alexandra Giatromanolaki [1], Stamatia Kotsiou [2], Michael I. Koukourakis [3], Efthimios Sivridis [1]

Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo la licencia Creative Commons Attribution License, que permite el uso ilimitado, distribución y reproducción en cualquier medio, siempre que la obra original esté debidamente citados.

Resumen

La patogénesis de la fibrosis a cirrosis hepática sigue siendo oscuro. Este estudio examina la posible función de factores angiogénicos en el proceso fibrótico. Una serie de 55 hígados cirróticos, fue estudiada por la proliferación de fibroblastos estado, y la expresión del factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF), la timidina fosforilasa (TP) y de base ácida y del factor de crecimiento de fibroblastos (bFGF, aFGF) en ambos fibroblastos y hepática células. El angiogénicos y / o factores fibrogénicos VEGF, TP, bFGF, y aFGF se expresa claramente en regenerativa hepatocitos, pero no en fibroblastos de fibrosis hepática difusa. La inmunohistoquímica hallazgos sugieren que factores angiogénicos y factores que favorecen el estrés oxidativo (es decir, TP) producida por los hepatocitos pueden contribuir al desarrollo de bandas fibrosas en la cirrosis hepática.

1. INTRODUCCIÓN

La cirrosis se caracteriza por fibrosis hepática difusa, en forma de bandas o delicado amplia cicatrices, en sustitución de la arquitectura normal lobular y que abarca los nódulos de regeneración de hepatocitos. La mayoría de los casos de cirrosis son atribuibles a la hepatopatía alcohólica y la hepatitis viral crónica, mientras que las causas menos frecuentes incluyen la hepatitis autoinmune, enfermedad biliar, las drogas, hemocromatosis, enfermedad de Wilson, α 1-Antitrypsin Deficiency, Galactosemia y tirosinemia y en los lactantes y los niños.

Los eventos moleculares que conduzcan a proceso fibrótico siguen siendo, en general, oscuro en la cirrosis hepática. La muy vascularizada, tejido fibroso, en torno a la regeneración hepática nódulos, sugiere que los factores angiogénicos pueden estar involucrados en la patogénesis de la enfermedad. Los datos experimentales apoyar esa hipótesis y factores angiogénicos expresadas por los hepatocitos han estado implicados en un acontecimiento clave en el desarrollo de fibrosis hepática [1 - 3].

En el presente estudio, se determinó la expresión de angiogénicos y factores de crecimiento fibrogénicos en hígados cirróticos, proporcionando pruebas de que la sobreproducción de estos factores de hepatocitos, pero no las células del estroma, pueden desempeñar un papel importante en la patogénesis de la enfermedad.

2. MATERIAL Y MÉTODOS

Fijado en formol e parafina embebido en los tejidos de biopsias de 55 pacientes con plenamente desarrollado cirrosis micronodular fueron recuperados de los archivos del Departamento de Patología, Universidad Demócrito de Tracia la Escuela de Medicina, Alexandroupolis, Grecia. Todos los casos son de etiología posthepatitic para los pacientes con un largo historial de hepatitis viral crónica B con un índice de actividad histológica que van del 11 al 18. Por otra parte, los hígados cirróticos se caracterizaron por la presencia de un curso necroinflammation, principalmente en forma de necrosis en sacabocados. Hubo, sin embargo, ninguna evidencia de células grandes o de células pequeñas células del hígado y displasia ninguna indicación de carcinoma hepatocelular.

Una norma técnica de inmunohistoquímica, con los anticuerpos adecuados y controles, se aplicó (a) para evaluar el estado de la proliferación de fibroblastos y (b) para detectar la expresión de diversos angiogénicos y factores fibrogénicos-el factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF), la timidina fosforilasa (TP), y de base ácida y factores de crecimiento de fibroblastos (bFGF, aFGF). Detalles de las técnicas inmunohistoquímicas [4, 5] y los anticuerpos primarios utilizados se muestran en la Tabla 1.

Inmunohistoquímica evaluación fue realizada por dos observadores (GA, SE) a lo largo de la conferencia microscopio. La medida (versus focal difusa) y la intensidad (fuerte frente al débil frente al ausente), de la citoplasmáticas y / o nucleares expresión de las proteínas analizadas se registraron en la magnificación × 200.

3. RESULTADOS

Básica del factor de crecimiento de fibroblastos (bFGF), aFGF, y VEGF se expresaron de manera uniforme y difusa en el citoplasma de los hepatocitos en toda la cirrosis hepática. En todos los casos, la intensidad de la tinción era débil, pero definitivamente presente (en el 100% de los casos examinados). En contraste, los fibroblastos del estroma adyacente y hepatocitos normales de muestras de hígado fueron persistentemente negativos. En ocasiones, los pequeños vasos sanguíneos fueron teñidos positivamente.

Timidina fosforilasa (TP), un marcador de estrés oxidativo, se expresó con firmeza, en distinta medida de hepatocitos. Nucleares y citoplasmáticas expresión se observó en 42 de 55 casos, variando entre el 5% -80% de las células examinadas. En 19 de un total de 55 (34,5%) casos, el TP expresión en hepatocitos fue destacado (más del 50% de hepatocitos fueron teñidas). Una vez más, el estroma fue negativo. Hepatocitos de hígado normal mostraron una débil tinción para TP.

La proliferación MIB1 índice fue de muy baja actividad en la proliferación de fibroblastos. La tinción se observó en 14 de 55 casos, con un porcentaje de positividad no superior a 2%. Del mismo modo, la proliferación de hepatocitos de la actividad fue baja, variando entre un 0% a 5%. MIB1 tinción se observó en 22 de los 55 casos (40%), donde 6 de cada 55 (11%) mostraron una expresión relativamente alto (5% del total de la población examinada hepatocitos).

No hubo asociación de patrones de expresión entre las características moleculares examinados, ni con el índice de proliferación de MIB1.

La figura 1 muestra las características inmunoticción imágenes indicando la expresión de los patrones por encima de las proteínas.

4. DISCUSIÓN

Existe evidencia experimental de que el VEGF juega un papel importante en el desarrollo de la cirrosis hepática. Rosmorduc et al., Utilizando ratas como modelos experimentales, indicó que la cirrosis biliar se asocia con hipoxia hepatocelular [2]. El VEGF es conocido por ser inducida bajo condiciones de hipoxia, como consecuencia de una activación transcripcional del gen VEGF mediada por la hipoxia impulsado por el aumento de la proteína α HIF1 acumulación [6]. Las ratas tratadas con diethylnitrosamine, un agente químico que induce cirrosis, muestran fibrosis hepática progresiva acompañada por un aumento de expresión de VEGF y VEGF-receptor y activa la angiogénesis [1] Del mismo modo, Yoshiji et al., Utilizando un modelo experimental de inducción química de la cirrosis hepática, asociadas el desarrollo de fibrosis hepática con un aumento significativo de VEGF mRNA expresión en el hígado [7]. Administración de neutralizar los anticuerpos monoclonales contra los receptores de VEGF y la angiogénesis reprimidas redujo significativamente el desarrollo de fibrosis.

Lo anterior evidencia experimental se confirma en nuestro estudio histopatológico, como VEGF se overexpressed en cirróticos en comparación con hepatocitos normales de las células hepáticas. Este hallazgo es también de conformidad con la Shi et al. reciente informe [8]. En otro estudio realizado por Li et al., Los niveles de VEGF, medido en el plasma de pacientes y controles sanos, mostró un 1.5 veces mayor en pacientes cirróticos [9]. Spider angiomas, señalada con frecuencia en pacientes cirróticos, fueron más frecuentes en pacientes con alto niveles plasmáticos de VEGF, en consonancia con la actividad angiogénicos VEGF.

La expresión de ambos ácidos y básicos de los factores de crecimiento de fibroblastos también se encontró un aumento en regenerativa cirróticos hepatocitos. La importancia de estos factores en el desarrollo de la enfermedad se ha propuesto anteriormente en el estudio de Li et al., Donde las altas bFGF paralelo niveles plasmáticos elevados niveles de VEGF en pacientes cirróticos [9]. bFGF tiene una amplia gama de actividades tanto en hepatocitos y las células del estroma a través de receptores específicos, tal y como se muestra por Huang et al. [10]. Un potente sinergia de VEGF y bFGF activación de los receptores en la inducción de angiogénesis se señaló. El uso de aFGF y bFGF ratones deficientes, Yu et al. demostró que la fibrosis del hígado, como consecuencia de la exposición crónica a tetracloruro de carbono, se redujo drásticamente en estos ratones en comparación con los controles [3].

En contraste con los hepatocitos, fibroblastos son totalmente unreactive a lo anterior factores angiogénicos. Por otra parte, el índice de proliferación, evaluadas con el anticuerpo monoclonal MIB1, era muy baja. Estos resultados muestran que el proceso fibrótico, al igual que ocurre en el contexto de la cirrosis, representa una lenta respuesta fibroblástica a estímulos externos, es decir, VEGF y FGF, producida por los hepatocitos. Alterada fibroblastos biología, a través de la activación de dichos genes, no parece contribuir al proceso. Esta sugerencia se ve apoyada por la absoluta falta de expresión de la timidina fosforilasa en fibroblastos, un marcador de ADN y síntesis de estrés oxidativo [11]. TP es con frecuencia upregulated activamente en la proliferación de fibroblastos, es decir, en el contexto de neoplasia [12, 13].

Se concluye que los factores de crecimiento como el VEGF, aFGF, bFGF y producida por los hepatocitos en pacientes con cirrosis hepática puede tener un papel importante en el desarrollo de fibrosis hepática progresiva a través de la estimulación de los fibroblastos.